Pasar al contenido principal

La joven ambientalista que quiere llegar al Consejo Directivo de Cortolima

Con su liderazgo juvenil, sus tatuajes en los brazos y con sus conocimientos medio ambientales busca abrirse espacio en una entidad que ha estado reservada para hombres y políticos.
Poder
Autor: Redacción Política
Autor:
Redacción Política

Marcela Cortés es ibaguereña, estudio en el colegio Leonidas Rubio, se graduó como socióloga y pedagoga de la Universidad del Tolima, y a sus 27 años decidió postularse para ser parte del consejo directirvo de la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima.

Esta líder juvenil busca ser uno de los dos representantes que elegirán las ONG ambientalistas del departamento, proceso que se desarrollará el 11 de octubre, a las 8:00 de la mañana.

EL OLFATO: ¿Qué ha hecho en su vida después de estudiar?

Marcela Cortés: He tenido la fortuna de desenvolverme en diversos roles en el departamento del Tolima; por ejemplo, he realizado apoyo directo en procesos de formación con líderes campesinos, sindicales, agrarios, indígenas y ambientales y en educación para la paz. Además, me he movido en diferentes escenarios en defensa del territorio en el departamento acompañando diversos espacios de defensa del agua, la vida y el territorio.

E.O: ¿Por qué quiere ingresar al Consejo Directivo de Cortolima?

M.C: Este es un momento decisivo debido a la crisis climática global que afecta también nuestros territorios, así mismo la coyuntura social en el departamento me hace considerar que es necesario empezar a oxigenar las dinámicas de este tipo de instituciones. Quiero hacer parte de este espacio porque considero que tengo la experiencia desde una perspectiva pedagógica, investigativa y ambiental y considero que estos son atributos que me podrán permitir una buena representación de los ambientalistas en dicho escenario. 

E.O: El tema de La Colosa, tenemos un gobierno Uribista ¿Eso le debe generar una alerta a las comunidades?

M.C: Sí, sin duda alguna. Creemos que este es el momento preciso de que las comunidades se tomen estos escenarios de toma de decisión especialmente en materia ambiental para poder asumir una postura de defensa del territorio mucho más contundente.

E.O: ¿Cómo se elige un representante de las ONG?

M.C: La normatividad plantea que el mecanismo es acordado por las ONGs ambientalistas habilitadas para participar el mismo día de la elección. Por ejemplo, en la anterior, se determinó un mecanismo a través del cual cada entidad contaba con dos votos. Cabe destacar que ese día se escogerán los dos representantes de las ONGs en el consejo directivo de la corporación autónoma.

E.O: ¿Qué irregularidades se encuentran en este proceso?

M.C: Saliendo al territorio y hablando con líderes hemos identificado que lamentablemente existe aún, como en muchos escenarios de participación y representación, una cultura de la corrupción y clientelismo instalada dentro de las prácticas de estas estructuras que se ven influenciadas por intereses personales y politiqueros más que por colectivos.

E.O: ¿Qué se puede esperar con usted dentro del Consejo Directivo de Cortolima?

M.C: Mucho compromiso. Objetividad total frente a la toma de decisiones. Una voz crítica en relación al accionar de la corporación en el departamento y una buena gestión y representación especialmente para las organizaciones de base y las entidades sin ánimo de lucro del Tolima. Siempre con la convicción de que la educación es una herramienta fundamental para la transformación de las realidades en los territorios.

E.O: ¿Cómo intentará derrotar las maquinarias en su primer intento de llegar a Cortolima?

M.C: Es un contexto complejo; pero creo que es fundamental la articulación de los procesos organizativos de base y representar una unidad de los mismos. El reto es grande porque estamos enfrentando sectores que cuentan con grandes recursos y respaldos políticos poderosos; aun así creo que las ONGs ambientalistas del departamento se pueden sumar a esta propuesta encabezada por sectores sociales y ambientalistas comprometidos para lograr articulación, cooperación y trabajo en red para alcanzar transformaciones significativas.

E.O: ¿Cuáles son los requisitos para votar y quiénes votan?

M.C: Los requisitos para inscribirse y poder votar son muy específicos. Solo participan ONGs ambientalistas que cuenten con personería jurídica de más de 4 años, que hayan ejecutado un mínimo de tres proyectos ambientales certificados en los últimos tres años y deben presentar un informe de actividades donde especifiquen sus acciones en defensa y cuidado del ambiente en el área de jurisdicción de Cortolima.

E.O: Jaime Garzón dijo una vez: “Si los jóvenes no buscan recuperar el rumbo, nadie se lo va a hacer” ¿usted qué opina?

M.C: Creo lo mismo. Considero que este es el momento para refrescar las practicas tradicionales en este tipo de escenarios. Por eso junto a mi equipo consideramos que una joven mujer candidata, demócrata y humanista con vocación social y de servicio, formada profesionalmente como socióloga y pedagoga en la universidad pública y proveniente además de barrios populares y sectores rurales; es una gran apuesta para que los sectores sociales ambientalistas del Tolima cuenten con una excelente representación con ideas frescas y una visión moderna del mundo en un contexto de cambios sociales, políticos, culturales, ambientales y de valores.

E.O: ¿Usted pretende ir al Consejo Directivo con los tatuajes, en jean y en tenis?

M.C: Precisamente, a través de una candidatura joven y alternativa podemos demostrar que es posible romper estereotipos que a veces están muy instalados en los imaginarios de los ciudadanos. Por eso, la idea es demostrar que ni el aspecto, ni la edad, ni el género ni la posición económica determinan la experiencia o el compromiso de las personas frente a situaciones complejas de la sociedad como lo son las dinámicas socio-ambientales.

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.