Pasar al contenido principal

La historia no contada del puente del Topacio, otro ‘elefante blanco’ de Ibagué

Investigación
Autor:
Autor:

Este puente, sobre el río Chipalo, en la vía que conecta al sector del Salado, está abandonado y fuera de servicio hace más de dos años por falta de gestión de la Alcaldía de Ibagué.

La obra la ejecutó el concesionario San Rafael, dentro del contrato de concesión de la vía Girardot – Ibagué – Cajamarca, y pretendía complementar la doblecalzada que viene desde el retén del Salado hasta la glorieta de la Música.

El puente está construido desde finales del año 2012, según le dijo la Agencia Nacional de Infraestructura a ELOLFATO.COM, pero la administración municipal no ha cumplido con sus obligaciones establecidas en un convenio suscrito desde el año 2006, durante la administración del exalcalde Rubén Darío Rodríguez.

El Gobierno Nacional le entregaba el puente a la ciudad pero la Alcaldía de Ibagué tiene que: “adelantar las actividades de construcción de la segunda calzada y rehabilitación de la calzada existente de los accesos al Puente Chipalo (…) garantizando un empalme adecuado con la infraestructura del puente en doblecalzada".

Además, debe: “adquirir los predios que se requieren para la ejecución de las obras del presente convenio (…) Adelantar de manera oportuna la intervención en las redes de servicios públicos: traslado, reposición etc., así como la gestión requerida para tales efectos, asumiendo enteramente los costos derivados de dicha obligación".

Pese a que estas obligaciones están claras desde hace casi nueve años, los exalcaldes Rubén Darío Rodríguez y Jesús María Botero no ejecutaron las obras complementarias ni los accesos al puente. Luis H. Rodríguez, quien llegó a la Alcaldía en el año 2012, tampoco lo ha hecho. (Vea ¿El Partido Liberal enterró a Ibagué en los últimos 20 años?)

El secretario de Infraestructura de Ibagué, Jorge Pérez, dijo que no sabe si esta administración podrá habilitar este puente porque no hay recursos.

De acuerdo con sus cálculos, la compra de predios y la construcción de accesos viales, separadores y muros de contención cuestan $1.700 millones, pero insistió en que no hay dinero disponible.

“Se está haciendo lo posible. Hay que esperar que se consiga la plata. No es falta de voluntad. Dependemos de que el alcalde consiga los recursos”, respondió Pérez.

Mientras tanto, este corredor vial que conecta a Ibagué con el norte del Tolima y Medellín sigue incompleto y el deterioro de la vieja estructura reduce ostensiblemente la velocidad en este tramo.

Otros elefantes blancos

1. El Acueducto Alterno de Ibagué está en construcción hace 19 años, se le han invertido cerca de $23 mil millones y aún no está terminado. (Vea Acualterno, el otro panótico de Ibagué)

2. El Panóptico de Ibagué está en construcción desde hace 14 años, se le han invertido más de $10 mil millones y tampoco está terminado.  (Vea Nuevas irregularidades en obras del panóptico)

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker