Pasar al contenido principal

La dolorosa historia de Paticas y Lolita, los perros que perdieron sus extremidades y hoy buscan un hogar

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Paticas llegó de urgencias a la Clínica Veterinaria de la Universidad del Tolima luego de ser arrollado por un automotor. El hombre que lo llevó dijo en primera instancia que él era el dueño del animal, pero luego dijo que no lo era y que no tenía recursos para pagar el tratamiento.

Ante esta situación, el Centro de Atención y Protección Animal de Ibagué (Capa) tuvo que intervenir y, al encontrar inconsistencias en la versión del aparente dueño del perro, reportó el caso a la Inspección Ambiental.

Mientras, Paticas fue trasladado a las instalaciones del Capa en donde el equipo veterinario lo revisó y determinó que para centrarse en la recuperación del animal la mejor opción era amputar. (Ver: Los caballos y bovinos heridos de Ibagué tendrán un nuevo tráiler del CAPA para socorrerlos)

Así lo hicieron y tras varios días de recuperación, espera ser adoptado por una familia.

Así como Paticas, Lolita, una perra callejera que también fue arrollada en alguna de las calles de la ciudad y perdió una de sus patas delanteras, espera que su condición no sea un obstáculo para que encontrar un hogar que le brinde el cariño que hasta ahora no conoce.

Sanciones para quienes abandonen mascotas

A diario son muchos los perros y gatos que son abandonados por sus familias y entran a ser parte de la larga lista de animales abandonados que permanecen en las calles o aguardan por una nueva oportunidad en el Capa.

Pero, hay algo que deben tener en cuenta estas personas: las sanciones que pueden recibir por “deshacerse” de sus mascotas. (Ver: Arley, el ángel de la guarda de las mascotas abandonadas de Ibagué)

De acuerdo a la ley 1774 de 2016, los animales ya son considerados como seres sintientes y como propietarios y tenedores el deber es velar porque puedan manifestar su comportamiento animal, no sufran hambre y sed, porque tengan abrigo y que no sufran dolor físico injustificado. 

Porque, como lo determina el artículo 4 de esta ley, las personas que incurran en alguna contravención en contra del bienestar animal deberán pagar entre cinco y 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes, y en caso de que el delito sea considera grave, podrán pagar entre 12 y 36 meses de prisión.

En el caso de Paticas, el director del Capa, Jairo Bonilla, explicó que serán las autoridades las encargadas de verificar lo ocurrido e hizo hincapié en que los cuidadores no pueden abandonar a su mascota bajo ninguna circunstancia, menos cuando pasa por una situación en la que su vida está en riesgo.

“Nosotros pasamos un informe a la inspección ambiental porque el señor lo llevó a la clínica veterinaria de la Universidad del Tolima, pero él decía, primero que no era el dueño, luego que sí. Cuando nosotros lo recogimos dijo que sí era de él y explicó que él no tenía los recursos para atenderlo, entonces ahí fue donde yo inicié el proceso contra la persona porque uno no puede dejar abandonada a una mascota de esa manera”, concluyó el funcionario.

Recuerde que, si usted quiere adoptar a Paticas, Lolita o alguno de los otros animales que están en el Capa, puede dirigirse a las instalaciones ubicadas en el kilómetro 2.7 vía Alvarado, 700 metros más abajo de la glorieta del Salado. (Ver: Ábrale las puertas de su hogar a una mascota abandonada)

De igual manera, puede denunciar los casos de maltrato animal a través de la cuenta de Facebook: Centro de Atención y Protección y directamente en la Casa de Justicia de Ibagué, calle 10 a # 10 – 35.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker