Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Anny De Trujillo

Columnista ElOlfato.com

La diversión y el descanso en la familia, son tan importantes como cuidar la salud

Cuando era niña, no veía la hora de salir a vacaciones para descansar, poder compartir en familia, jugar con mis cinco hermanos y salir de viaje cerca (según el presupuesto que mi padre tuviera). Esos son momentos de mi infancia que más recuerdo con cariño.

Menciono este recuerdo porque es importante que cada familia disponga de un monto en su presupuesto familiar para salidas y diversión. Esto ayuda y aporta a la unión familiar, al encuentro e integración en otros ambientes en los que se puede descansar y compartir juntos buenos momentos familiares.

Recordemos que el descanso es cambio de actividad, no significa no hacer nada.

Precisamente en esta época de vacaciones, que coincide con la Navidad y fin de año y en el que se suman tantos gastos, son los padres los que deben pensar hasta dónde les permite llegar su presupuesto. Pueden planear estar en casa o salir para que inicien un nuevo año descansados y puedan oxigenarse a través de otros ambientes.

Si lo presupuestado no les permite salir o viajar, realizar actividades en casa que los unan e integren, tales como juegos de mesa, ver una buena película, realizar entre todos los oficios (como entrenamiento para la vida), leer un buen libro o artículos que sirvan para el crecimiento cultural y profesional, o cualquier otra, según sea el interés de cada persona.

También se pueden planear salidas de un día, al campo, hacer un picnic en un parque o visitar sitios turísticos y culturales con entradas gratis. En momentos como estos donde no se pueda salir o viajar, es que la familia debe ser creativa y poner a volar su imaginación, así se descubren grandes talentos personales y familiares.

Dentro de la salud familiar está contemplado el descanso y la diversión en familia, no solo en época de vacaciones, sino durante todo el año, tales como fines de semana y espacios donde la familia pueda compartir y estar en intimidad afianzando lazos afectivos y conociéndose aún más.

Lo ideal es estar más en familia y unidos, sin estar pegados a tantas pantallas, que nos están alejando cada día mas de nuestro seres queridos.

Aprovechemos esta Navidad para construir grandes propósitos personales y familiares, para estrenarlos y desarrollarlos en este nuevo año que comienza.

Sería muy interesante que cada persona o familia, construya o mejore su proyecto personal de vida; tener un timón guiado por la voluntad y la inteligencia emocional, según las dimensiones en las que quiera trabajar (socio afectiva, intelectual, trascendente y corporal) y así poder ser mejores cada día.

¡Vale la pena!

Los momentos más especiales que una persona recuerda de su vida, generalmente son la infancia y para algunos la adolescencia, estos han sido marcados por haberlos vivido en familia, acumulando gratos recuerdos que los llevan por siempre en su corazón y en ocasiones a repetirlos de nuevo con su nueva familia, como también tener malos recuerdos de estas épocas, permiten no querer repetirlos nunca.

Todo lo que se haga y se luche por el bien del matrimonio y la familia, vale la pena, animo, los invito a que juntos hagamos de estas vacaciones, los mejores momentos familiares nunca vividos.

Les deseo una Feliz y Santa Navidad en familia y mucha prosperidad acompañada de bendiciones para el nuevo año que se inicia 2019.