Pasar al contenido principal

Usted está aquí

La cadena perpetua es para que no ocurran más casos como los de Yuliana Samboní y Rosmery Castrillón: congresista Adriana Matiz

La representante a la Cámara asegura que los violadores de niños y niñas están recibiendo beneficios para no cumplir a totalidad sus penas, poniendo como ejemplo los casos de Rafael Uribe Noguera y James Melchor.
Nación
Autor: Redacción Nación
Autor:
Redacción Nación
Foto: Suministrada

El 26 de febrero de 2019 un lamentable y macabro hecho conmocionó a Ibagué y al resto del país. En zona rural de la capital del Tolima fue hallado el cuerpo de Rosmery Castrillón, de 16 años, el cual presentaba signos de abuso sexual y tortura.

Lo que más terror generó fue que el atroz crimen había sido cometido por Elver James Melchor Bañol, un preso de la cárcel Picaleña, a quien le habían concedido 72 horas de permiso, aun cuando en el historial delictivo registraba otro caso de violación y asesinato en contra de una niña de 13 años.

Por ello es que varios congresistas, entre ellos Adriana Magali Matiz, lideran un proyecto de ley que contempla la cadena perpetua para los violadores de niños y niñas y, el cual fue aprobado de forma mayoritaria en sexto debate en la Comisión Primera de la Cámara con 135 votos a favor y 22 votos en contra.

La representante a la Cámara le aseguró a EL OLFATO que, con esta iniciativa lo que buscan es que estas personas cumplan realmente con sus condenas, sin obtener beneficios de reducción en las penas.

“Eso fue lo que alertamos el sábado en la plenaria de la Cámara de Representantes, cuando estábamos discutiendo el proyecto de acto legislativo de prisión perpetua revisable que ya cumplió su sexto debate en el Congreso y que pasa ahorita al séptimo debate en el Senado, advertir que esos delitos que se cometen contra los menores, pues no cumplen con su totalidad de la pena, a pesar de que el Código de Niñez y Adolescencia haya establecido que no tienen derecho a beneficios”, detalló Matiz.

Sin embargo, también reconoció que el Estado tiene una función principal con aquellas personas que han cometido delitos y es la resocialización, incluso para quienes cometen crímenes en contra de menores, razón por la que más de 20 iniciativas que se han presentando al Congreso de la República con este mismo objetivo: cadena perpetua, no han surtido con éxito las instancias necesarias para convertirlas en Ley.

“Lo que pasa es que siempre hay que salvaguardar un principio fundamental que es el de la resocialización que debe existir de personas, es más, en el tema de prisión perpetua, por ejemplo, es un acto legislativo que se está gestionando desde hace 13 años y que jamás había pasado o llegado a esta instancia precisamente porque no se estaba garantizando ese derecho a la resocialización que tienen quienes están condenados”, agregó la representante a la Cámara.

Por ello, es que este proyecto lo que plantea es que sea una pena revisable a los 25 años, es decir, según palabras de Matiz, una medida con la cual se cumpla una condena sin rebajas, pero también respetando el derecho a la resocialización.

“Se enfrenta mínimo a estar 25 años en prisión y si esa persona no ha tenido un adecuado proceso de resocialización, pues tendrá que pasar mucho más tiempo allí, después de que se dé la Reforma Constitucional tiene el Gobierno Nacional un año para pasar al Congreso de la República, entonces se va a entrar a determinar qué pasa después, si la personas puede tener una libertad condicional, una libertad completa o pueda tener ambas, pero eso lo entraremos a reglamentar después”,  especificó sobre el tema.

Los beneficios que han obtenido los asesinos de Yuliana y Rosmery

Para sustentar este proyecto de ley en sus distintas estancias, los ponentes se dieron a la tarea de revisar diferentes casos, entre ellos el de Rafael Uribe Noguera, asesino de Yuliana Samboní y, el de James Melchor Bañol, feminicida de Rosmery Castrillón.

Matiz explicó que revisando el caso de Melchor Bañol se da cuenta que, en varias ocasiones, cuando estaba condenado por otros delitos similares a los cometidos en contra de Romesry Castrillón, le otorgaron redención de pena por conceptos de estudio por hasta más de 151 días y 12 horas, ¿y qué pasó con estos beneficios?

“Sale este señor de permiso 72 horas y lo primero que hace es cometer feminicidio agravado, tortura agravada y acceso carnal violento agravado en contra de Rosmery, una menor de 16 años”, recordó con indignación este lamentable suceso.

Una situación similar que observaron en uno de los casos que mayor indignación ha generado en Colombia, como fue el secuestro, violación y asesinato de la menor Yuliana Samboní por parte de Rafel Uribe Noguera.

“Cuando revisamos la trazabilidad del proceso que se encuentra en la página de la Rama Judicial, pues efectivamente lo que encontramos es que al señor Noguera se le han concedido por concepto de redención de la pena, por trabajo, un término de dos meses, un día, 12 horas, eso por ejemplo sucedió el 18 de julio, pero dentro de esa misma trazabilidad también vimos otras decisiones en el mismo sentido el 11 de marzo de 2019, el 25 de enero de 2019 y el 20 de enero de 2020, donde se le reconoce a él un término de redención de la pena por el mismo concepto”, puntualizó.

La congresista tolimense también enfatizó en que esto no se trata de “un populismo punitivo”, como lo han calificado varias personas, sino de actuar frente a las alarmantes cifras de violencia sexual en contra de niños, niñas y adolescentes.

Según cifras facilitadas por Matiz, solo en el año 2019, 62 casos de violencia sexual ocurrieron diariamente en contra de esta población, sin mencionar que entre enero y marzo de 2020 ya se registran más de 4.800 casos, lo que lleva a concluir que cada hora dos niños son objeto de violencia sexual.

Una pelea contra el tiempo

Finalmente, reveló que la amenaza más grande que tienen en contra del proyecto es el poco tiempo que hay para su aprobación.

“Los términos están muy cortos, teniendo en cuenta que empezamos a aprobar proyectos en la virtualidad hace muy poco tiempo (…) Se requiere total compromiso del Senado de la República”, sentenció la representante.

Añadiendo que “nosotros la verdad es que tenemos mucha fe y confianza de que los senadores le den un trámite pronto a ese proyecto en aras de que, si nos toca hacer algún proceso de conciliación, porque hay unos cambios diferentes a los que se hicieron en Cámara, pues lo hagamos dentro de los términos establecidos y de acá al 20 de junio ya tengamos esa reforma constitucional hecha una realidad para los colombianos”.

Por ahora, solo restan dos debates en el Senado de la República, en Plenaria y en la Comisión Primera.