Pasar al contenido principal

Taxista que perdió su casa en fuerte explosión al sur de Ibagué dice que no vendían pólvora

Autoridades indicaron que la casa en el barrio Venecia explotó, al parecer, por manipular pólvora que sería vendida en diciembre, pero el ciudadano dice que es falso.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas

Octavio Caicedo perdió gran parte de su casa luego de una explosión al interior de la misma en el barrio Venecia, al sur de Ibagué. Las autoridades locales informaron que fue provocada por el almacenamiento y manipulación ilegal de pólvora, sin embargo, el ciudadano denuncia que esa versión no corresponde a la realidad.

En la vivienda ubicada en la manzana B del barrio, vivía Octavio y otros seis integrantes de una misma familia. La dueña es su suegra quien había adquirido la casa hace 35 años.

Él aseguró que las autoridades están en un error y que en su vivienda no estaban armando pólvora para venderla en diciembre, “dicen que teníamos un almacenamiento o bodega de pólvora, cuando eso es mentira, es falso. Si fuera así, todo eso se hubiera acabado, habría sido peor y no es verdad”.

Indicó que cuando su esposa iba a hacer el almuerzo, prendió la estufa y enseguida fue la explosión, “me dice un investigador de Alcanos que sería por un escape de gas en la parte del horno de la estufa”, dijo.

El señor no niega la existencia de la pólvora, pero dice que no era una gran cantidad y estaba guardada desde hace un tiempo.

“Era de mi cuñado de cuando vendía eso hace dos o tres años. Ni mi familia y yo estamos vendiendo. Las mechas estaban guardadas en una caja en otra parte de la casa y eso no se quemó”, afirmó.

Seis personas estaban en la vivienda cuando esta explotó y Octavio, quien es taxista en la ciudad, estaba trabajando.

“Vivimos siete personas en la casa, pero la única afectada fue mi esposa. A los demás les cayeron cosas encima, los llevaron a valoración ese día y ya están bien, ninguno tiene quemadura”.

SIN AYUDAS

Su esposa Nubia Sierra Cortés de 39 años de edad, quien es ama de casa, se quemó desde el cuello al rostro, así como las manos, y de las rodillas hasta los pies.

El ciudadano dice que luego de ser atendida en Ibagué fue trasladada hacia la clínica San Rafael Dumian del municipio de Girardot (Cundinamarca), la tienen en tratamiento y espera su recuperación.

No obstante, no tiene los medios económicos suficientes para poder solventar los gastos. Tuvo que entregar el taxi a su dueño mientras está pendiente de Nubia.

“Lo más importante para mí ahora es que mi esposa se recupere y no tengo cabeza para decidir qué vamos a hacer con nuestra casa. Yo vivo hace 26 años con ella. No puedo regresar a Ibagué y dejarla en la clínica”, expresó.

Octavio afirmó que en su casa falta un computador portátil más una alcancía que contenía dinero y que la mayoría de ellos no tiene un trabajo.

“Las autoridades me dijeron que me iban a colaborar con unas cobijas y unas colchonetas, pero esta es la hora, han pasado varios días y no me han ayudado, sólo la Junta de Acción Comunal del barrio”, puntualizó

Entretanto, sus dos hijos de 17 y 22 años de edad, su nuera de 17 años –que vivía con ellos-, su cuñado y otra persona, se están alojando en la casa de un familiar en el mismo barrio donde ocurrió la emergencia.

Octavio pide la ayuda y colaboración a la ciudadanía, ya que la única persona asalariada en la familia sería él. Se pueden comunicar con Edilma Caicedo al 310 231 4025, es la hermana de él y se encuentra en Ibagué disponible para las personas que deseen ayudarlos.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker