Pasar al contenido principal

“Se hizo justicia por el crimen de Luz Amparo, estamos satisfechas por la actuación de la Fiscalía”: Red de Mujeres

La Fiscalía reveló más detalles del caso contra el feminicida. La víctima había interpuesto una denuncia por violencia intrafamiliar antes de ser asesinada en mayo de 2020.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas
Foto: EL OLFATO

La Red de Mujeres de Ibagué resaltó la labor de la Fiscalía General de la Nación seccional Tolima y de la representante de víctimas que lograron la condena de más de 35 años de prisión contra Henry Jaramillo, el feminicida de Luz Amparo García Álvarez.

El ente acusador logró en ocho meses que un Juez de la República emitiera una sentencia condenatoria gracias a un robustecido material probatorio, las declaraciones de varios testigos y el trabajo del personal del CTI de la Fiscalía.

“Se hizo justicia por el crimen de Luz Amparo, ya que son más de 35 años que Henry estará en la cárcel. Nos sentimos satisfechos con la actuación de la Fiscalía y de la abogada nuestra, quien representó a las hijas de ‘la negrita’. La Fiscalía hizo una excelente labor en la acusación y nos sentimos representados por ellos”, señaló Stella Gordillo, presidenta de la Red de Mujeres.

Una vida de maltratos y episodios de celos 

EL OLFATO tuvo acceso al expediente del caso y a través de la Fiscalía se conocieron más detalles de la vida que llevaba la víctima antes de ser asesinada en mayo de 2020.

Luz Amparo García, a quien de cariño le decían ‘la negrita’, sostuvo una relación sentimental con Henry Jaramillo por cerca de 30 años y conformaron un hogar junto a sus dos hijas. Sin embargo, por más de 12 años el hombre estuvo tras las rejas.

La Fiscalía seccional Tolima señaló que desde 1998 el señor registra 23 anotaciones judiciales: 17 por hurto, tres por lesiones personales y otros por fraude procesal, falsificación de documento público y estafa.

En 2008 recibió una condena por el delito de tentativa de homicidio, luego de atacar con varias puñaladas a otro hombre.

Mientras estaba en la cárcel de Ibagué, ella constantemente lo visitaba, pero en ese lugar el hombre inició con los episodios de celotipia junto con agresiones verbales y físicas. Ella lo dejaba, pero luego él la convencía de volver y le ofrecía perdón.

En el mes de noviembre del 2019 salió del centro de reclusión y regresó a la casa el barrio Los Ciruelos de Ibagué junto a su esposa e hijas, pero desaprovechó esta nueva oportunidad y arremetió contra su propia familia. (Ver: “Mi papá siempre fue agresivo con mi mamá, la amenazaba todo el tiempo con cuchillo”: hija de mujer asesinada en el barrio Los Ciruelos de Ibagué)

“Tiene tendencias celotípicas. Él decía que desconfiaba de ella y fácilmente se enojaba por bromas que le hacían”, aseguró la Fiscalía.

En abril de 2020 sucedió el primer detonante. Luz Amparo le realizó una broma y fue mal recibida por él, insultándola con palabras soeces. Posteriormente, intentó atacar con un cuchillo a una de sus hijas que trató de defenderla, hasta que fue echado de la casa.  

El sujeto se instaló debajo de las escaleras externas de la vivienda y armó un ‘cambuche’ para controlar el ingreso de sus hijas y la salida de su expareja.

Fotos: Fiscalía
Fotos: Fiscalía

Días antes del crimen de ‘la negrita’, ella interpuso ante las autoridades una denuncia contra su expareja por violencia intrafamiliar y el 14 de mayo la amenazó con que lastimaría a sus hijas, la mataría a ella y luego se suicidaría. 

Ejemplar condena 

Según la investigación del CTI de la Fiscalía, el día del asesinato Henry observó que su expareja regresaba sola de la casa de sus hijas, quienes vivían cerca.

Cuando vio que ella portaba un arma cortopunzante que usaba para arreglar el pescado que ellos vendían, la abordó y la apuñaló en el estómago. Fue auxiliada por una vecina y una de sus hijas, pero falleció en el hospital.

Después de confesar su crimen, el feminicida se entregó ante la Sijin de la Policía Metropolitana de Ibagué, en el barrio La Pola. (Ver: “La amo, pero la maté”: feminicida de Ibagué confesó el crimen contra su exesposa y le pidió perdón a sus hijas)

“Huyó con el arma que jamás se recuperó. Siempre estuvo en la ciudad y se presume que iba a huir, pero finalmente se arrepintió y por eso se entrega el 3 de junio de 2020”, indicó la entidad.

El ente acusador recogió suficiente material probatorio y con los testimonios logró una ejemplar condena.

“Esta condena se debió a la fortaleza probatoria y la sanción moral interna de Henry al aceptar los cargos, más las declaraciones de sus consanguíneas y sus familiares frente a su comportamiento hostil”, indicó el fiscal del caso.

Ante el Juzgado Quinto Penal del Circuito y mediante preacuerdo Henry Jaramillo aceptó los cargos por los delitos de feminicidio agravado en concurso con violencia intrafamiliar agravada, siendo condenado a más de 35 años de prisión.

“Aceptó los cargos con una rebaja legal que se construyó por parte del fiscal encargado que, durante la etapa de juicio, se aprobó por un acuerdo el quantum punitivo, previa verificación de cumpliendo de los ritos procesales penales”, indicó la Fiscalía.

Jaramillo pagará su sentencia hasta el año 2056, a la edad de 92 años, por lo que es posible que pase sus últimos días de vida en la cárcel.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker