Pasar al contenido principal
Exclusivo

‘Piques ilegales’: crónica de una prescripción anunciada

Crece la alerta por la posibilidad de que haya impunidad en el juicio que se le sigue al Alcalde de Ibagué, pues los tiempos son muy ajustados y la prescripción está para finales de octubre.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
‘Piques ilegales’: crónica de una prescripción anunciada

En manos del Juez Segundo Penal del Circuito está el destino político del alcalde Andrés Hurtado, quien es juzgado por permitir el uso de la pista del Aeropuerto Perales para 'piques ilegales' en 2014. 

La acción penal por el delito de peculado por uso prescribe el próximo 30 de octubre y para algunos abogados los tiempos son muy ajustados por lo que posiblemente haya impunidad. 

EL OLFATO consultó a algunos juristas que advierten que la estrategia de la defensa será continuar con la dilación del proceso. Por ello, la decisión estará en manos del Juez Segundo Penal del Circuito si acata los llamados del Tribunal Superior de Ibagué y evita que el proceso se derrumbe.  

El abogado Javier Hurtado, defensor del Alcalde de Ibagué, logró el pasado 11 de septiembre, a través de una nueva maniobra dilatoria, evitar dar celeridad al proceso, al solicitar la nulidad de lo actuado desde el pasado 5 de agosto.  

Esto llevó a que nuevamente el Tribunal Superior de Ibagué se pronunciara y negara la solicitud, haciendo un llamado al Juez para que evitara más dilaciones por parte del acusado. (Ver: Tribunal Superior rechaza nulidad de la defensa del alcalde Hurtado por los 'piques ilegales')

Un proceso lleno de tropiezos

El juicio oral contra el alcalde Andrés Hurtado lleva cuatro años y en los cuales solo se han realizado algo más de 20 audiencias desde la de imputación.

El proceso ha sido dilatado por causas atribuibles a la defensa de Hurtado como asistir a citas médicas, acciones de tutela, cambio de radicación y la renuncia sorpresiva del abogado defensor, Humberto Escobar, entre otras. 

Solo en dos oportunidades fueron reprogramadas las diligencias por motivos atribuibles al Juez: uno fue por pedir una cita médica, y el otro, por asistir a sus estudios de maestría.

Así mismo, el Juez  pidió en dos oportunidades el traslado del expediente por amenazas contra su vida y la de su familia. Y finalmente, fue él quien concedió al abogado Javier Hurtado el recurso de apelación para que se declarara la nulidad de lo actuado a partir de la audiencia de juicio oral llevada a cabo el pasado 5 de agosto.  (Ver: Consejo de Judicatura le pide al juez de Hurtado evitar dilaciones y prescripción del proceso de 'piques ilegales')

Sobre este segundo punto, el Tribunal Superior de Ibagué expresó: "La Sala debe hacer un llamado de atención al operador judicial y recordar su labor como juez director del proceso para delimitar el objeto de debate y controlar las intervenciones innecesariamente extensas de las partes". 

Y acto seguido agregó: "El Juez no debió ingresar al campo de discusión de la nulidad solicitada, sino dar manejo de celeridad a la audiencia mediante órdenes que garantizaran el cauce de la audiencia de práctica probatoria", sostuvo el Tribunal.

Así, hizo énfasis en que el principio de celeridad se ha "lesionado groseramente" en el juicio que se le sigue al mandatario local. 

De hecho, tal es el riesgo que se tiene ante estas dilaciones, que abogados advierten que es muy difícil que haya una sentencia en poco más de un mes. 

"Teniendo en cuenta que falta presentar testigos y luego proferir sentencia, resulta casi imposible en el tiempo que resta. Seguramente veremos nuevas solicitudes extrañas que dilaten aún más el proceso. Desde la experiencia jurídica resulta casi imposible que se dicte fallo antes de terminar el mes de octubre", sostuvo un abogado especializado en el área que prefirió mantener su nombre en reserva. 

Para otro especialista en derecho,  puede llegar a suceder que en el caso hipotético que se emita un fallo condenatorio la defensa argumente que se dio debido a la presión ejercida por los medios de comunicación y en sede de nulidad o apelación continúen corriendo los tiempos y opere el fenómeno de la prescripción. 

"Solo resta confiar en que el Juez Segundo Penal entienda la responsabilidad que tiene, que atienda el llamado de atención que ha realizado el Tribunal para que evite ese tipo de maniobras o de lo contrario, antes del mes de noviembre, no podrá llegar emitir un fallo de primera instancia de fondo", dijo el profesional. 
 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker