Pasar al contenido principal
Exclusivo

“Mi papá siempre fue agresivo con mi mamá, la amenazaba todo el tiempo con cuchillo”: hija de mujer asesinada en el barrio Los Ciruelos de Ibagué

Allison Jaramillo García, hija mayor de la fallecida, reveló que su padre siempre tuvo comportamientos agresivos, de hecho, estuvo en la cárcel durante 13 años por haber apuñalado en 17 oportunidades a un vecino.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
Foto: Suministrada

Luego de conocerse el lamentable feminicidio de Luz Amparo García, perpetrado por su exesposo Henry Jaramillo el pasado 30 de mayo en el barrio Los Ciruelos de Ibagué, las hijas de la víctima revelaron que el autor del crimen siempre fue agresivo y problemático con su familia. (VER: “La amo, pero la maté”: feminicida de Ibagué confesó el crimen contra su exesposa y le pidió perdón a sus hijas)

Allison Jaramillo García, hija mayor de la fallecida, le manifestó a EL OLFATO que su padre estuvo en la cárcel de Picaleña durante 13 años por haber apuñadado en 17 oportunidades a un vecino en medio de una fiesta. (VER: Conmoción en Ibagué por un nuevo feminicidio en el barrio Los Ciruelos)

“Ese señor siempre se buscó problemas con los demás. A él lo metieron a la cárcel por intento de homicidio, después de apuñalar a un vecino durante una fiesta en el barrio. Casi lo mata, por eso lo metieron a la cárcel”, expresó su hija. (VER: Capturan al presunto feminicida de Luz Amparo García, habitante del barrio Los Ciruelos de Ibagué)

De igual manera, señaló que en varias oportunidades el hombre maltrató a su madre, a tal punto de ocasionarle moretones en el rostro y contusiones en todo su cuerpo.

“Mi papá le dejaba los ojos morados a mi mamá de los golpes tan duros que le daba. Siempre la amenazaba a ella cuando la celaba y le decía que si lo traicionaba la iba a matar. A nosotras también nos decía lo mismo”, indicó la joven.

"Mientras estuvo en la cárcel, fuimos felices"

Allison también aclaró que mientras su papá estuvo en la cárcel, su mamá y sus hermanas menores vivían juntas en completa tranquilidad, sin embargo, cuando el hombre recuperó la libertad “el infierno volvió a la casa”.

“Nosotras vivíamos felices con mi mamá, pero cuando él salió de la cárcel volvieron las agresiones, las peleas y los maltratos contra todas. Además, siempre consumió marihuana y eso nos incomodaba mucho. Nosotras nos queríamos ir de esa casa para no vivir más con él, pero nunca nos dejó”, relató.

De otro lado, contó que su mamá ya estaba adelantando trámites para irse a vivir en otra vivienda a partir del mes de junio, pero Jaramillo no aceptaba que la mujer se desligara de él.

“Ella ya estaba lista para irse a vivir en otra casa lejos de ese señor, pero me la mataron y murió con esa ilusión, de poder vivir tranquila, en paz, lejos de él para que no la volviera a agredir física y psicológicamente”, expresó.

Confesó su crimen, pero se declaró inocente

Por último, Allison destacó que aunque su padre confesó el feminicidio por medio de un video el pasado 5 de junio, durante la audiencia de imputación de cargos se declaró inocente.

“En la audiencia el señor dijo que no aceptaba cargos y que se declaraba inocente. Es un descarado, después de matar a mi mamá decir eso. Espero que se haga justicia en este caso y que no se vuelvan a presentar esos lamentables hechos en Ibagué”, concluyó.

Luz Amparo García fue sepultada el pasado 2 de junio en Palmira, Valle del Cauca, y su asesino, fue enviado de nuevo a la cárcel de Picaleña de Ibagué, mientras se define su futuro judicial. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker