Pasar al contenido principal

Ladrones tienen azotados a los habitantes del barrio Los Mártires de Ibagué

La comunidad ha tomado la decisión de realizar sus propios patrullajes para atrapar a los delincuentes y golpearlos.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
Ladrones tienen azotados a los habitantes del barrio Los Mártires de Ibagué
Foto: EL OLFATO

"No podemos más, nos tienen azotados". Con esta corta, pero concisa frase, describen los habitantes del barrio Los Mártires de Ibagué la lamentable situación de inseguridad que viven actualmente. 

De acuerdo con un residente del sector, quien prefirió mantener su nombre en reserva, los ladrones no tienen horario para salir a cometer sus fechorías, pues "roban de noche y de día. Se paran unos tipos en lugares donde nadie los ve y cuando pasa una mujer o un hombre le roban lo que sea: carteras, celulares, plata, etc", narró. 

Asimismo, señaló que es tanta la inseguridad que la comunidad se ha unido para atraparlos y golpearlos. 

"Nos toca cogerlos y darles, hasta bala les damos porque qué más hacemos. La Policía es más de cogerlos y llevarlos para el CAI, pero allá vuelven y los sueltan", aseveró. 

Según el ciudadano, los residentes del sector se reunieron con la Junta de Acción Comunal para determinar algunas medidas, por ejemplo, instalar alarmas y patrullar la zona. 

"Todos los vecinos ya estamos de acuerdo con que de noche debemos patrullar, porque hay una inseguridad muy tremenda. A veces la Policía los hace, pero los ladrones ya saben las horas en las que ellos pasan, se esconden y luego salen a robar", indicó. 

En un recuento de todo lo que han hurtado los delincuentes, los vecinos tienen presentes: tres contadores, dos puertas de una casa, desocuparon un salón de belleza, un medidor del gas, entre otras cosas.

Uno de tantos robos

De hecho, hablando del robo al salón de belleza, EL OLFATO dialogó con María del Pilar Gutiérrez, propietaria del establecimiento, quien narró la situación.

"Como hay un carro dentro de la vivienda, la alarma se activó y creía que era mi hermana que iba a salir hacia la plaza. Entonces, como estaba lloviendo tan fuerte, había mucho ruido porque caía sobre las tejas de zinc, y nadie se dio cuenta, ni el perro que siempre late. Creemos que le dieron algo por debajo de la puerta porque amaneció medio zonzo", dijo. 

En este robo, los ladrones se llevaron elementos avaluados en más de $2.000.000 millones, pero más que el costo de los mismo, es la frustración de una mujer que intentaba emprender, algo difícil en un país con tanta desigualdad e inequidad. 

"Estoy comenzando mi salón de belleza como estilista y ya me dejaron sin nada de herramientas. Se me llevaron secadores, planchas, pinzas, máquinas de corte, productos, entre otros", lamentó. 

Y agregó: "De hecho, estoy pagando un préstamo de $3.000.000 millones en Mundo Mujer, el cual me facilitaron para poder adecuar el salón, y ahora me dejaron así". 

Otro testimonio

Fabiola Laguna, residente del sector, criticó la falta de presencia de la Policía Nacional en horas de la noche, pues es "cuando ellos aprovechan para hacer de las suyas. Aunque también de día, eso hay mucha inseguridad en todo este sector. La Policía hace rondas dos veces en el día, pero de noche no se ven", puntualizó. 

Del mismo modo, mencionó que la calle 36 se ha convertido en el principal escenario de inseguridad, porque cuando van subiendo personas, las roban.

Por esta razón, Fabiola y la comunidad en general, agradecen la acción de los vecinos de salir a patrullar en las noches, con el fin de velar por la seguridad de todos. 

"De noche unos tipos mantienen caminando, pero a Dios gracias que tenemos a un grupo de personas que nos están vigilando", concluyó. 

Finalmente, piden que la Policía Nacional haga más rondas de las que acostumbra hacer en esta zona, ya que a las crisis que hoy afectan a todo el país, se les suma la intranquilidad y la zozobra. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker