Pasar al contenido principal

La historia de un ibaguereño a quien una salida de su casa le terminó costando más de $12 millones

La escena ocurrió en la carrera Quinta, entre las calles 22 y 23 de Ibagué.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
La historia de un ibaguereño a quien una salida de su casa le terminó costando más de $12 millones
Foto: EL OLFATO

Como si se tratara de una película imagínese estas tres escenas: ir a comprar algo a una ferretería. Seguidamente, sin que se dé cuenta, ladrones le abren su carro y le sacan sus pertenencias. Finalmente, días después del robo se entera de que también le sacaron dinero de la cuenta. Increíble ¿no?

Esto fue lo que le sucedió a Andrés Cifuentes, como será llamado el protagonista de esta historia, a quien una salida de su casa le terminó costando más de $ 12.000.000. 

“Parqueé en la 22 con Quinta y cuando me bajé, inmediatamente, se acercó un hombre y me abrió la puerta del pasajero. Cuando le activé la alarma no me percaté de que las puertas estuvieran con seguro”, contó.

Seguidamente, se dispuso a entrar a la Ferretería Española mientras el mismo sujeto se quedó vigilando que el propietario del vehículo no saliera del lugar.

Tal y como se observa en el video suministrado por Cifuentes a esta redacción “llegó otra persona, me abrió la puerta que estaba sin seguro y me sacó el bolso con mis papeles, el iPad y un celular”.

Los objetos están avaluados en cerca de $ 5.000.000, pero ahí no termina este relato. Pues, “en el momento en el que yo estaba reportando las tarjetas de crédito y débito, me llegó un mensaje de que estaban realizando compras por $ 9.000.000 en un establecimiento del Pasaje Comercial La 14”.

En ese momento, Andrés se trasladó hasta el local 241, llamado 'Machado Cell', junto con personal de la Policía Metropolitana.  

"Cuando fuí pude comprobar que el lugar existe, pero la persona que estaba me dijo que hace 15 días se había trasladado a ese local", señaló. 

Las autoridades lograron tomar los datos del propietario del establecimiento y comprobaron que este se encontraba en Estados Unidos. Sin embargo, nadie respondía por el datáfono. 

"Después, agentes de la Sijín se trasladaron para allá y, por fortuna, escucharon a un man diciendo que qué había pasado con el tema de las tarjetas", explicó. 

Así pues, los funcionarios comenzaron a indagar hasta encontrar que el hombre era dueño del local 111 del Pasaje Comercial La 14. 

"Según él, le habían robado el datáfono y tenía desconocimiento de las compras. Entonces, luego me llamó y me dijo que él me devolvía la plata para que no lo demandara, pero yo no acepté", aseguró.

"Quiero que las personas tengan cuidado y no les pase lo que a mí. Estén atentos siempre a personas sospechosas que estén cerca de sus vehículos. Déjenlos bien asegurados", añadió.  

Hasta el momento, la Fiscalía General de la Nación se encuentra adelantando las respectivas investigaciones del caso

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker