Pasar al contenido principal

Juez absolvió a sacerdote señalado de presunto abuso sexual contra un menor en El Espinal

La aparente víctima reveló que se había tratado de una mentira planeada en un acto de venganza.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas
Foto: EL OLFATO

El Juez Segundo Penal del Circuito de El Espinal profirió fallo absolutorio este martes 16 de febrero para el sacerdote Luis Monroy Rodríguez, quien había sido denunciado por un menor de edad por presunto abuso sexual hace tres años.

El delegado de la Fiscalía General de la Nación solicitó la absolución de Monroy, luego de que la aparente víctima revelara que se había tratado de una mentira planeada en un acto de venganza.

En ese entonces el ente acusador le imputó cargos por el delito de acto sexual violento agravado, sin embargo, al iniciar el juicio oral no se logró avanzar en la investigación.

El representante de la defensa, el abogado penalista Gustavo Osorio, indicó que el joven había tomado la decisión de denunciarlo porque, presuntamente, el sacerdote le había prometido un dinero que no le pagó.

“Como no le había pagado dijo que eso lo había enojado, por lo que interpuso la denuncia, pero que los hechos que había narrado no eran reales y que se había inventado todo eso por represalia”, dijo.

EL OLFATO conoció que las audiencias se aplazaron varias veces y finalmente la Fiscalía no pudo encontrar a la víctima ni a su familia.

Se estableció que se habían ido para Canadá por cuestiones laborales y a través de un abogado firmaron un escrito firmado ante el Consulado admitiendo que el joven había mentido.

“Al ponderar la prueba de referencia del relato de los hechos que se suministró y que se dieron por vía de estipulación probatoria, no permite generar la certeza o el convencimiento de la existencia del delito y la responsabilidad del acusado”, señaló el Juez.

En 2017 el adolescente dio una versión inicial cuando interpuso la denuncia hasta un mes después de ocurrido el presunto hecho.

Cuando tenía 16 años, el menor dijo que el 23 de septiembre de ese año, el sacerdote, quien además era su profesor en un colegio de El Espinal, lo había invitado a que lo acompañara al municipio de Icononzo.

Cuando regresaban, supuestamente el Padre le dijo al menor que él era su preferido, hizo que se recostara en sus hombros y le tocó los genitales.

Afirmó que, al llegar a la Casa Cural, se cambió de ropa en una habitación y Monroy se acercó para realizarle tocamientos, pero se detuvo al ver que él no accedió a las supuestas pretensiones sexuales.

A la aparente víctima la trasladaron a Medicina Legal y conforme a los exámenes correspondientes se determinó que no se observaron rasgos característicos de una persona abusada, ni hallazgos en su cuerpo que indicaran que había sido objeto de abuso o acceso carnal.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker