Pasar al contenido principal
Exclusivo

Formulan cargos a exprocuradora de Ibagué por ‘engavetar’ denuncias

Se trata de la polémica exprocuradora Ligia Aguilar, quien brilló por su silencio durante el desfalco de los Juegos Deportivos Nacionales del año 2015.
Justicia
Autor: Unidad Investigativa
Autor:
Unidad Investigativa
Foto: EL OLFATO

La polémica exprocuradora provincial de Ibagué Ligia Aguilar, quien ocupó ese cargo durante ocho años (2010-2018), tendrá que responder por ‘engavetar’ denuncias sobre presuntos hechos de corrupción en los 12 municipios de su jurisdicción.

La Procuraduría Regional del Tolima acaba de formular cargos en contra de la exfuncionaria porque se comprobó que tuvo 265 documentos, entre: denuncias, derechos de petición y procesos remitidos de otros órganos de control abandonados en su despacho, sin ninguna actuación. Algunos sin otorgarles siquiera un número de radicado.

“Por eso era que uno decía: en la Procuraduría de Ligia Aguilar no pasaba nada, uno denunciaba y denunciaba, y no pasaba nada”, dijo el abogado Fernando Varón, uno de los veedores durante el escándalo de los Juegos Deportivos Nacionales del año 2015.

La señora Aguilar era la responsable de vigilar las actuaciones de los funcionarios públicos en Ibagué, Alvarado, Anzoátegui, Cajamarca, Piedras, Roncesvalles, Rovira, San Luis, Santa Isabel, Suárez, Valle de San Juan y Venadillo.

Sin embargo, durante los últimos cuatros años de su gestión, EL OLFATO denunció en reiteradas ocasiones el comportamiento irregular de esta exfuncionaria, protegida burocráticamente, al parecer, por el subsecretario del Senado de la República Saúl Cruz, oriundo de Rovira, y muy cercano al exprocurador Alejandro Ordoñez. (Ver: La Procuradora de Ibagué que se dedicó a archivar procesos)  

Aguilar permaneció ‘atornillada’ al cargo, pese a que sobre ella se publicaron artículos en los que se demostró el alto número de procesos que archivaba su despacho y la seria acusación que hizo el exalcalde de San Luis Silverio Góngora sobre sus presuntas exigencias económicas para no investigar a los mandatarios locales o a sus colaboradores. (Ver: El exalcalde de San Luis que se atrevió a denunciar por corrupción a la procuradora Ligia Aguilar)

Según Góngora, la exprocuradora les pedía dinero “prestado” a sus investigados, debido a que su sueldo no le alcanzaba para cumplir con sus obligaciones financieras. Por esa razón, la Procuraduría General de la Nación fue notificada de varios embargos en contra de la entonces funcionaria.

Así cayó Ligia Aguilar

En enero del año 2018, en la habitual rotación de personal que hace la Procuraduría General de la Nación en las sedes provinciales y regionales, durante los procesos electorales, llegó a Ibagué una funcionaria, identificada como Luz Karime Behaine Herrera, quien relevó temporalmente a Ligia Aguilar.

Y al instalarse en la oficina de la exprocuradora Aguilar, encontró la grave irregularidad, que no dudó en denunciar antes sus superiores.

“Dejo constancia que, en la mesa de juntas del despacho de la Procuraduría Provincial de Ibagué, se encuentran muchísimas (gran cantidad) de quejas desde 2012, sin conocer a simple vista trámite alguno, de manera desordenada. Que fue imposible impulsar y tramitar todo, dado la cantidad de documentos. Alcance a tramitar muchas, sin embargo, por mis labores en el corto tiempo que estuve, 30 de enero al 20 de marzo de 2018, fue humanamente imposible, aunado a que considero que presuntamente puede ser de connotación disciplinaria lo aquí encontrado, y lo pertinente en este caso sería que control interno, realice auditoria a este despacho, según considere”, alertó Behaine ante la Oficina de Control Interno de la Procuraduría en Bogotá.

A raíz de esta denuncia, Ligia Aguilar fue separada del cargo por el procurador Fernando Carrillo y la Procuraduría Regional del Tolima abrió una investigación disciplinaria en su contra.

El proceso concluyó en que la exfuncionaria cometió una falta grave porque “omitió disponer lo pertinente para dar trámite a un número considerable (265) de documentos radicados en la dependencia  -Procuraduría Provincial de Ibagué- durante varias vigencias, inobservando en el cumplimiento de sus deberes (…) En su caso le correspondía impartir con celeridad las instrucciones pertinentes, con el objeto de que las solicitudes, peticiones, quejas, y demás documentos bajo su tutela fueran tramitados o incorporados en sus respectivos expedientes”.

Llama la atención que la exprocuradora guardó silencio durante la primera parte del proceso.

“Hasta este momento no tenemos demostrado que se hubiese desplegado diligencia en ninguno de los aspectos anteriores, por lo cual no podemos concluir que la doctora AGUILAR GÓMEZ, procedió con el cuidado necesario que cualquier persona del común imprime a sus actuaciones, y en consecuencia la culpabilidad de manera provisional se imputa a título de CULPA GRAVE”, dice el fallo conocido por EL OLFATO.

Según el Código Único Disciplinario, la exfuncionaria recibiría una suspensión del cargo de uno a 12 meses, pero, como ya no está en la entidad, se convertiría en una multa, de acuerdo con el salario que devengaba en el momento que ocurrieron los hechos.

Ligia Aguilar, después de salir de la Procuraduría Provincial de Ibagué, fue contratada en la Gobernación del Tolima, durante la administración del exgobernador Óscar Barreto, también cercano subsecretario del Senado Saúl Cruz.  

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker