Pasar al contenido principal

Fiscal involucrado en accidente vial afirmó que no estaba ebrio sino cansado

El fiscal aseguró que al decir 'colabóreme' al policía no se refirió a sobornarlo, sino para que fuera protegido del asedio de las personas.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas
Foto: EL OLFATO

Gustavo Enrique de La Ossa Gracia, fiscal delegado ante Jueces Penales Circuito Especializados, involucrado en un delicado accidente de tránsito que dejó cuatro personas lesionadas en Ibagué, entregó su versión de los hechos.

Le dijo a esta redacción que no había consumido licor y estaba agotado. El siniestro vial ocurrió el sábado 3 de octubre en la noche, sobre la calle 118 con avenida Mirolindo, donde el fiscal conducía su vehículo tipo camioneta de placas FQN 196, y chocó por detrás a un taxi de placas SMR 361, conducido por José Francisco Obando.

Su versión de los hechos

 “Yo llegué a Ibagué el viernes con el permiso de la Fiscalía a realizar unas diligencias personales. Al día siguiente, toda la mañana estuve haciendo esas diligencias y luego me puse a hacer unos trabajos muy agotadores”, expresó.

De La Ossa Gracia explicó que como debía preparar una audiencia el lunes 5 de octubre a las 8:00 de la mañana debió salir de Ibagué. “Me preocupaba que necesitara preparar dicho juicio oral. Me fui, salí a una velocidad normal, yo no iba en exceso de velocidad”, afirmó. 

Fue claro en decir que no pretende enfocarse en el accidente porque no tiene la intención de herir susceptibilidades, “yo espero a que las autoridades establezcan las causas, si tuve o no la culpa”.

En cuanto al video publicado por EL OLFATO explicó que no tuvo la intención de sobornar al policía.

“Yo si dije colaboración, en el sentido de que se amontonó una cantidad de gente, y donde yo caminaba me seguían grabando con el celular. No fue en el sentido de soborno, sino de que me dieran protección y, me colaboraron y me metieron al carro de la Policía”, dijo.

Como se observa en el video sacando la billetera, afirmó que fue para mostrar su cédula al uniformado, sin intención de pasar algún dinero.

“Por ahí se habla de un grado de alicoramiento, pero yo no tomé ni un trago. De pronto la cara por el susto, el cansancio y estaba alterado un poco emocionalmente, porque hice un trabajo agotador ese día”, expuso.

Aseguró que le hicieron dos pruebas de alcoholemia, el clínico y el laboratorio, pero desconoce los resultados, “deben salir negativos, porque no tomé licor, pero los resultados no sé”.

Ahora, ambos involucrados en el accidente están en un proceso de arreglo y de La Ossa está esperando los resultados de Medicina Legal, los cuales determinarán la clase de lesión y el término de incapacidad para poder llegar a la audiencia de conciliación con las víctimas de acuerdo al dictamen médico legal.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker