Pasar al contenido principal

Farc reconocen el asesinato del tolimense Jesús Antonio Bejarano

Hace 21 años el tolimense fue asesinado por sicarios al interior de la Universidad Nacional. Las Farc esclarecerán este y otros cinco homicidios.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas
Foto: SENA

En una comunicación enviada a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), los exintegrantes de las Farc reconocieron la autoría del asesinato del tolimense Jesús Antonio Bejarano, en hechos ocurridos en septiembre de 1999, en las instalaciones de la Universidad Nacional, de Bogotá.

La sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad (SRVR) recibió la carta en representación del antiguo secretario de las Farc, en la cual también esclarecerán los homicidios de Álvaro Gómez Hurtado, Hernando Pizarro León-Gómez, José Fedor Rey, el general (r) Fernando Landazábal y el representante a la Cámara Pablo Emilio Guarín, ocurridos entre el año 1987 y 1995.

Jesús Antonio Bejarano fue comisionado de Paz y embajador en el gobierno del expresidente César Gaviria a inicios de la década de los 90's. Luego fue presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC).  

Hace 21 años, cuando era docente de la Universidad Nacional y la Universidad Externado de Colombia, fue asesinado el 15 de septiembre de 1999 por un par de sicarios cubiertos con capuchas, quienes lo esperaron a las afueras del edificio de Doctorado de Economía de la Universidad Nacional, y uno de ellos le disparó en su rostro.

Los profesionales de la salud de la Clínica Palermo intentaron salvarle la vida al tolimense, pero la herida fue grave y falleció.

En ese entonces, las autoridades atribuyeron el homicidio a integrantes de izquierda, asimismo se planteó como una respuesta al crimen de Jaime Garzón, ocurrido un mes antes en 1999.

Otra de las hipótesis que manejaron y actualmente sería confirmada por las Farc, es que Bejarano no estaba de acuerdo con el intento de proceso de paz con dicha guerrilla y se oponía a la propuesta de canjear soldados y policías secuestrados por guerrilleros recluidos en las cárceles.

EL OLFATO se comunicó con el columnista Eduardo Bejarano, hijo de Jesús Antonio Bejarano, quien dijo que por varios años la investigación del crimen de su padre no tuvo mayores avances.

“Nunca hubo una investigación seria. La Fiscalía que en ese momento estaba en cabeza de Gómez Méndez cambió los fiscales en repetidas ocasiones, muy sospechoso para mí”, expresó.

Luego de dos décadas la familia no había obtenido alguna respuesta frente a la muerte del tolimense, ahora con lo anunciado por parte de las Farc, se espera que cuenten la verdad sobre este crimen.

No pasó absolutamente nada, el tema sigue en la impunidad: Eduardo Bejarano.

Con el pasar de los años no ha habido ningún imputado por este caso y sólo se planteaban teorías sin resolver. Según Eduardo Bejarano, se había hablado de un grupo criminal financiado por las Farc que operaba al interior de la Universidad Nacional.

“Hubo versiones de personajes que señalaban que detrás de eso estaban las Farc, pero nunca hubo un reconocimiento formal hasta este momento”, puntualizó Bejarano.

La familia de Chucho Bejarano en calidad de víctima tiene la intención de ‘pasar la página’.

“El objetivo es que las Farc reconozcan y cuenten la verdad al país y yo celebro que hoy lo estén haciendo, así esto reviva el dolor que sentimos muchas víctimas. Es necesario que las Farc lo reconozcan y pidan perdón”, expresó Eduardo Bejarano.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker