Pasar al contenido principal

Denuncian negligencia de la Policía para evitar desmanes en Ibagué

Vecinos de Santa Helena aseguran que desde horas de la tarde los encapuchados estaban en el sector y la Policía nunca hizo presencia con patrullajes para evitar hechos vandálicos.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
Denuncian negligencia de la Policía para evitar desmanes en Ibagué
Foto: EL OLFATO

Duros cuestionamientos ha recibido el comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, Jovani Benavides, por su presunta negligencia para evitar los desmanes que se registraron este martes en la noche, en inmediaciones de la Universidad del Tolima. 

Habitantes del barrio Santa Helena aseguran que hay evidentes fallas en las labores de inteligencia que realiza la institución, pues esos hechos vandálicos podrían haberse evitado si al menos se hubieran hecho patrullajes en la zona. 

Además, dicen que si los uniformados hubieran tenido una reacción oportuna ante las posibles actuaciones de estas personas, probablemente se habría prevenido la retención de las cuatro busetas de transporte público y la incineración de una de ellas. 

Encapuchados llegaron al sitio en horas de la tarde

Según le contaron los residentes del barrio a EL OLFATO, desde las 4:00 de la tarde los encapuchados se encontraban a las afueras de la institución. (Ver: Ibagué sin autoridades: encapuchados retuvieron, vandalizaron e incineraron cuatro busetas)

Aunque en un principio todo transcurrió de manera normal mientras hacían una olla comunitaria, el ambiente luego se puso algo tenso cuando empezaron a preparar papas bomba, a intimidar a los ciudadanos que se encontraban en la zona y a ingresar al plantel saltando las puertas. 

Según los vecinos, pese a que se sabía que ayer se conmemoraba el día del estudiante caído, fecha en la que por lo general se presentan situaciones de alteración al orden público, los uniformados no hicieron presencia en el sector.

De hecho, ni siquiera porque la convocatoria de estas personas se hizo a través de redes sociales, la Policía se anticipó a lo que pudiera suceder. 

Procedimientos policiales mal ejecutados

Además de esto, los ciudadanos critican algunas capturas que ha realizado la Policía Metropolitana y que se han hecho de manera irregular. 

Uno de esos procedimientos se hizo el pasado 23 de mayo, en el sector de Boquerón, al sur de la capital tolimense. Allí fueron retenidos ocho jóvenes que se encontraban realizando un bloqueo vial. 

Horas después de su captura, la fiscal del caso los dejó en libertad debido a varias fallas que cometieron los agentes, según dijo el abogado Camilo Delgado, asesor del Consultorio Jurídico de la Universidad del Tolima.

De acuerdo con él, la mayoría de los manifestantes fueron detenidos mientras dormían en uno de los campamentos que habían instalado en el Parque de Los Osos, lo cual no se configura como "flagrancia" en lo relacionado con el bloqueo de las vías.

También los señalaban como presuntos responsables de los delitos de daño en bien ajeno y violación de residencia. Sin embargo, no existía ninguna denuncia por esos hechos. 

Por otra parte, a los jóvenes no les leyeron sus derechos al ser capturados, sino que lo hicieron cuando ya estaban privados de la libertad en el comando de la Policía de la calle 21. 

"El fiscal no tenía con qué justificar una medida de aseguramiento y menos una captura en flagrancia para poderlos privar de la libertad", sostuvo Delgado. 

Algo similar ocurrió con las personas que vandalizaron el monumento de Andrés López de Galarza el pasado 28 de mayo. Varias fueron detenidas y posteriormente dejadas en libertad por fallas en el procedimiento de la Policía. 

No hay comunicación entre la Policía y el Alcalde 

Para expertos en inteligencia policial consultados por esta redacción, hay una notable falta de comunicación entre el alcalde Andrés Hurtado y la Policía. 

"Debe haber una articulación entre un gobernante local o territorial con las autoridades tanto judiciales como la Fuerza Pública en general. Debe haber una estrecha comunicación para que hayan los elementos de información necesarios, que permitan anticiparse y cumplir con sus labores de prevención en estos hechos", explicó el experto. 

"La mera presencia en un lugar anticipadamente obviamente hace que se pueda disuadir a las personas de cometer algunos hechos", añadió. (Ver: Transportadores piden garantías "serias y confiables" para prestar el servicio en Ibagué)

Asimismo, indicó que hoy en día las autoridades cuentan con un elemento crucial y esencial que les permite prevenir este tipo de situaciones: las redes sociales. 

"El 90% de la información que deben recolectar los organismos de inteligencia y de seguridad se recoge a través de las redes sociales. Hoy no hay que tener unos modelos de inteligencia grandes o unos organismos muy estructurados para anticipar lo que pueda suceder", afirmó. 

"Lo que hay que tener es uno analistas mirando toda esa información, cruzando los datos, para tener todos los elementos que llevan a lo que se llama anticipación estratégica. Creo que ahí muchos gobernadores y alcaldes están fallando", mencionó.  

Así las cosas, estos cuestionamientos se suman a los ya hechos por decenas de ciudadanos y líderes políticos en contra de Benavides. Dos de ellos fueron el concejal William Rosas y el diputado Carlos Reyes, quienes le pidieron que renunciara ante sus pocos resultados. (Ver: Concejal Rosas pide renuncia del comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué)

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker