Pasar al contenido principal

Delincuentes están saliendo a las calles de Ibagué disfrazados de domiciliarios, dice la Policía Metropolitana

Prueba de ello fue el trágico hecho que se presentó el pasado 24 de abril en el que un sicario, disfrazado de domiciliario, asesinó a un hombre en el hospital Federico Lleras de Ibagué.
Justicia
Autor: Juan David Ortiz
Autor:
Juan David Ortiz
Foto: METIB

El aislamiento preventivo obligatorio lo ha cambiado todo: hábitos de vida, las salidas a la calle, el relacionamiento social y hasta la forma en cómo opera la delincuencia.

Justamente los criminales han tenido que reinventar su forma de cometer delitos en medio de la crisis sanitaria del COVID-19.

El comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, coronel Gabriel Bonilla, explicó que los delincuentes de esta capital se están haciendo pasar por domiciliarios con el fin de recorrer la ciudad sin restricciones en busca de sus víctimas.

Prueba de ello, fue el trágico hecho que se presentó el pasado 24 de abril en el que un sicario, disfrazado de domiciliario, asesinó a un hombre que se encontraba en la entrada del hospital Federico Lleras del barrio La Francia. (VER: Sicario quedó grabado en cámaras de seguridad del Hospital Federico Lleras)

“Estamos pendientes de las motocicletas porque hemos evidenciado que muchos delincuentes se están haciendo pasar por domiciliarios y aprovechan esa posibilidad para generar asaltos y asesinatos”, señaló el oficial.

Los comerciantes de supermercados y tiendas de barrio que cuentan con el servicio de corresponsal bancario, también han sido víctimas de los falsos domiciliarios.

De acuerdo con el coronel Bonilla, la Policía ha atendido varios casos de hurto contra estos establecimientos comerciales que siguen funcionando en la cuarentena.

"A raíz de esta situación, hemos reforzado las labores de patrullaje por la ciudad para impedir que nuestros tenderos y comerciantes se vean afectados por estos delincuentes", reiteró el oficial. 

Delitos informáticos al alza

De otro lado, el comandante de la Metib argumentó que los delitos informáticos se han incrementado durante el confinamiento de la población.

El aumento de transacciones bancarias a través de internet, ha generado que estructuras delincuenciales de hackers utilicen sus habilidades cibernéticas para hurtar gruesas sumas de dinero a través de programas maliciosos que se ejecutan al abrir correos electrónicos sospechosos.

“Durante esta época en donde la gente está haciendo muchas transacciones electrónicas y donaciones por internet, el ciberdelito se ha disparado. Hemos recibido denuncias de muchas estafas. Lastimosamente la gente sigue cayendo, les pedimos que tengan mucho cuidado”, concluyó el uniformado.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker