Pasar al contenido principal

Clínica Nuestra aseguró que niña fallecida por COVID-19 en Ibagué fue atendida de forma oportuna

La clínica afirma que la menor fue atendida por personal idóneo y sin escatimar esfuerzos de acuerdo a su cuadro clínico.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas

La Clínica Nuestra aclaró que la niña de 11 años fallecida por COVID-19, el pasado primero de noviembre, recibió atención oportuna y no hubo negligencia médica por parte de la institución.

De esta manera, la IPS desmintió las afirmaciones que hizo la señora Consuelo Vargas, madre de la menor, quien aseguró que su hija había fallecido por una aparente irregularidad en la atención del centro asistencial.

La clínica explicó que las afirmaciones realizadas por la progenitora, “carecen de todo fundamento técnico y científico frente al proceso de atención brindado a la menor L.V.”, y que dichas declaraciones generan incertidumbre y zozobra en la comunidad ibaguereña.

La institución precisó además que la menor ingresó el día 1 de noviembre de 2020 a las 10:30 de la mañana y en el triage se indicó que tenía un cuadro de tres días con tos, ahogo y escalofríos, también dolor en epigastrio, vómito desde esa fecha y no tenía fiebre.

Esa misma tarde, la madre le manifestó a los profesionales que el viernes anterior (30 de octubre), la niña había presentado accesos de tos con dificultad para respirar, motivo por el cual asistió a consulta de primer nivel donde le ofrecieron manejo ambulatorio sintomático.

Luego de varios exámenes realizados por la Clínica Nuestra, se remitió de forma urgente a la unidad de cuidados intensivos, sin embargo, su estado de salud se complicó en cuestión de horas y ese día a las 6:45 de la tarde, lamentablemente la niña falleció.

“La menor fue atendida de forma oportuna y de calidad, por personal idóneo y sin escatimar esfuerzos de acuerdo a su cuadro clínico. La menor llegó con un cuadro de salud muy avanzado y en muy mal estado general, el cual solo dio lugar a que la menor estuviese menos de ocho horas en la institución”, indicó.

Igualmente, dijo la clínica que en la unidad de análisis realizada con la Secretaría de Salud departamental, una de las conclusiones fue que la menor contaba con una patología de base, “la cual hizo que su cuadro clínico fuera de muy rápida evolución y mal pronóstico”.

El centro asistencial aseguró que luego de la denuncia de la madre de la menor ha recibido múltiples críticas y amenazas en contra del personal a través de las redes sociales.

“Nuestra institución se encuentra gravemente amenazada por las afirmaciones efectuadas por la señora Consuelo”, acotó.

El hospital aseveró que el proceso de atención por la pandemia generada por el COVID-19, obedece a una política de Estado y que todo su abordaje ha sido debidamente regulado por el Ministerio de Salud y Protección Social. 

Adicionalmente, reveló que las muestras procesadas en la actualidad por casos sospechosos de COVID-19 se encuentran concentradas en laboratorios de entidades públicas y, en algunos casos en instituciones privadas debidamente autorizadas, “el reporte de muestras es un proceso transparente del cual no participa en su análisis la IPS que lo toma”, declaró.

“La Clínica Nuestra, siguiendo los lineamientos impuestos por el Ministerio de Salud realizó la clasificación y manejo clínico de la menor L.V.V.M. (Q.E.P.D.), conforme a la sintomatología que presentaba, su atención fue acorde a los protocolos clínicos y a la lex artis”, concluyó.

Esta es la primera vez, desde que ocurrieron los hechos, en que la Clínica Nuestra se pronuncia frente al caso.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker