Pasar al contenido principal

Archivan investigación a exfuncionarios de la Secretaría de Salud del Tolima por pago al contratista IPS Hospital

El doble pago a la Corporación IPS Hospital superó los $2.000 millones en el 2018.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas

Por decisión de la Procuradora Regional del Tolima, Valentina Mahecha Varón, se archivó el proceso disciplinario en contra de cinco exfuncionarios de la Secretaría de salud del Tolima, por haber efectuado un doble pago a la Corporación IPS Hospital que superó los $2.000 millones en el 2018.

En ese momento, la Secretaria de Salud Departamental, Sandra Liliana Torres, había argumentado un “error involuntario” del Técnico Operativo de Seguridad Social, Kristian Hernando Legro Salazar.

Posteriormente, el 6 de marzo de 2019 se abrió investigación disciplinaria en contra de los entonces funcionarios: Sandra Torres, secretaria de Salud; Luis Eduardo González, director de Seguridad Social; Kristian Legro, Técnico Operativo; Alix Herrera Urrea y Bethy Dolly Montoya, profesionales universitarios del área de sistemas.

Decisión de la Procuraduría

La Procuradora Regional tuvo en cuenta que desde el Hospital IPS se informó a la Secretaría que el último pago ya había sido efectuado anteriormente, por lo que se solicitó corregir el error por medio de un “cruce” con las facturas que no habían sido canceladas.

“Se pudo establecer que no hubo detrimento patrimonial alguno para la Secretaría de Salud Departamental o la Gobernación del Tolima. En este mismo sentido, se pronunció la Contraloría Departamental del Tolima, luego de efectuar una auditoría especial, lo que sirvió de fundamento para inhibirse de adelantar proceso de responsabilidad fiscal”, reveló el Ministerio Público. (Ver: fallo)

Igualmente, se consideró que al no estar cargadas digitalmente las actas de dichas facturas, la plataforma no las marcó inicialmente como auditadas y pagadas.

“Razón por la que, al efectuarse un nuevo proceso para el reconocimiento y pago de facturas, la plataforma las arrojó por segunda vez, sin emitir ningún tipo de alerta que advirtiera a los demás funcionarios”, explicó la Procuraduría.

De esa manera, el ente disciplinario informó el cierre de la investigación. Para el despacho, no existió una falta disciplinaria ni un incumplimiento de sus deberes.

“No se encuentra evidencia que comprometa la responsabilidad de los investigados, por lo que tampoco está objetivamente demostrada la falta disciplinaria al carecer de los elementos constitutivos de tipicidad, culpabilidad e ilicitud sustancial”, indicó la Procuradora Regional.

La entidad no encontró motivo alguno para formular cargos a los cinco exfuncionarios, por lo que se archivó el proceso. Además, no hubo recurso alguno y la decisión quedó en firme.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker