Pasar al contenido principal

Admiten demanda que busca restablecer derechos territoriales del Resguardo Indígena de Guadualito

La acción judicial busca recuperar el territorio ancestral de esa comunidad étnica, ubicada en zona rural de los municipios de Coyaima y Ataco.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
Admiten demandan que busca restablecer derechos territoriales del Resguardo Indígena de Guadualito

El Juzgado Segundo Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierra de Ibagué admitió una demanda con la que se busca devolverle 1.122 hectáreas y 2.028 metros a 420 personas (123 familias) que conforman el Resguardo Indígena Guadualito del sur del Tolima.  

La acción judicial fue interpuesta por la Unidad de Restitución de Tierras con el fin de recuperar el territorio ancestral de esa comunidad étnica, ubicada en zona rural de los municipios de Coyaima y Ataco.

La entidad presentó todas las pruebas que evidencian que este grupo indígena, de ascendencia del pueblo Pijao, ha sufrido por más de dos décadas el asesinato de los líderes del cabildo, fue desplazado y a su vez confinado; sus viviendas arrasadas; y perdieron cultivos y animales.

Además, estuvieron bajo el fuego cruzado por los continuos enfrentamientos entre los grupos armados ilegales que luchaban con el control territorial, padecieron el reclutamiento forzado, amenazas e intimidaciones, vieron quebrantado su gobierno propio, así como sus prácticas culturales.  

“La admisión de la demanda evidencia que la Unidad de Restitución de Tierras cumple con las disposiciones que establece la ley para llevar estos casos ante la justicia y da celeridad al proceso de restablecimiento de derechos territoriales a favor de las víctimas integrantes de comunidades étnicas debido a la violencia generada por el crimen organizado”, destacó Jorge Chaves, director territorial de la Unidad de Restitución de Tierras con sede en Tolima.  

El proceso se lideró de manera concertada con las autoridades del Resguardo Indígena de Guadualito y comenzó en el primer trimestre de 2020.

El trabajo dejó como resultado la inscripción del caso en el Registro de Tierras Despojadas y Abandonadas Forzosamente (RTDAF) el primero de diciembre y, el 15 de diciembre, del mismo año, fue presentada la demanda ante el operador judicial. 

Igualmente, la Unidad de Restitución de Tierras radicó dos demandas de restitución de derechos territoriales del resguardo Bocas de Tetuán, ubicado en Ortega, y de la comunidad indígena Pacandé, ubicada en el municipio de Natagaima, que pretenden beneficiar a 720 personas (138 familias) y recuperar 140 hectáreas con 9.085 metros cuadrados.

Temas relacionados 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker