Pasar al contenido principal

24 horas permaneció el cadáver de un adulto mayor en una casa de Ibagué

Un drama fue lo que vivieron los familiares de un señor de 79 años que falleció en su casa. La EPS encargada no realizaba el levantamiento del cuerpo.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas
Foto: EL OLFATO

Una familia en Ibagué vivió todo un drama para que alguna autoridad sanitaria realizara el levantamiento del cadáver de uno de sus integrantes, un adulto mayor de 79 años de edad quien, luego de morir, permaneció 24 horas en una casa mientras se descomponía.

El señor de iniciales J.A.B.O. falleció este 25 de diciembre sobre la 1:00 de la tarde en su casa, en el sector del Jordán. En instante, los familiares ‘movieron cielo y tierra’, para que la entidad prestadora de salud a la que estaba afiliado, llevara a cabo el debido proceso para recoger el cuerpo.

EL OLFATO se contactó con los familiares e indicaron que llamaron varias veces a la EPS, a la Secretaría de Salud y a la funeraria, pero ninguno les ayudaba. Solo hasta que se contactaron con el concejal, Rubén Darío Correa, lograron que el cuerpo del abuelito fuera atendido.

“Todos se ‘tiraban la pelota’, me decían que ellos no, que eran otros y así. Nos tomaban los datos y quedaban en llamarnos, pero esperé y esperé, y nada. Nos tocó pedirle el favor al concejal para que nos gestionara y nos ayudó”, señaló una de las hijas del adulto mayor.

El cuerpo ya presentaba signos de descomposición. Pasaban las horas y nada sucedía, nadie le daba una respuesta concreta.

Por su parte, la Secretaría de Salud le informó a la familia que dicho procedimiento debía cumplirlo la entidad prestadora de salud, para que posteriormente la funeraria se llevara el cuerpo.

Luego de insistir a las autoridades sanitarias, la EPS a la cual estaba afiliado el señor, finalmente atendió el caso sobre el mediodía de este 26 de diciembre, es decir, 24 horas después.

“Permanecimos un día entero con el cadáver de mi papá. Eso era para que hubieran venido de una vez, pero no, fue una negligencia. Por qué si una persona murió, se demoraron tanto en venir a recogerla, si le informamos a la EPS a tiempo”, acotó.

“Yo llamaba a la EPS y me decían, ‘sí, ahorita’, pero me pedían los datos nuevamente para lo mismo, para demorarnos. Les decía que llevaba horas intentando que nos atendieran”, agregó.

La mujer informó que su padre habría fallecido de un paro cardíaco, lamentó esta situación y, hace un llamado a las entidades de salud para que se hagan responsables con la disposición final de los cadáveres.

Ella dice que, si a su familia le sucedió, es posible que a otros ciudadanos les pase lo mismo y las autoridades deben garantizar el servicio con urgencia y celeridad.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker