Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Juez que se voló de retén de la Policía en Ibagué deberá pagar casi $3 millones en comparendos

Aunque los agentes de Tránsito impusieron los comparendos respectivos, sorprende que la Policía no haya hecho lo mismo ante la clara violación del Decreto de cuarentena obligatoria.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia

La ‘volada’ de un reconocido juez de un retén, instalado por la Policía Metropolitana de Ibagué y Agentes de Tránsito de la Alcaldía, para hacer respetar la medida de aislamiento obligatorio, le saldrá cara. (Juez de Ibagué violó aislamiento social, el ‘pico y placa’ y huyó del lugar golpeando a los agentes y una motocicleta)

Se trata del Juez Segundo Civil del Circuito, Jesús Salomón Mosquera Hinestroza, oriundo del departamento de Chocó, quien protagonizó un bochornoso espectáculo en la tarde del pasado miércoles al huir del control de las autoridades arroyando a una motocicleta y golpeando a un Agente de Tránsito.  

Mosquera se movilizaba con una joven, infringiendo las medidas de aislamiento social. Asimismo, al momento de fugarse se pasó un semáforo en rojo y realizó un giro prohibido en su camioneta Land Rover Discovery de placas DXN-976 que pudo terminar en un grave accidente de tránsito. 

A raíz de la fuga, los agentes de Tránsito Municipal le impusieron al hombre cuatro comparendos por diferentes infracciones, que al sumarlos dan un total de $2.633.409. 

  • Infracción C14: Transitar por sitios restringidos o en horas prohibidas por la autoridad competenente (medio salario mínimo)
  • Infracción D04: Violar un semáforo en rojo (1 salario mínimo)
  • Infracción D07: Realizar maniobras peligrosas (1 salario mínimo)
  • Infracción C31: Desacato a la autoridad (medio salario mínimo)

Aunque los agentes de Tránsito impusieron los comparendos respectivos, sorprende que la Policía no haya hecho lo mismo ante la clara violación del Decreto de cuarentena obligatoria.  

Según el comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, coronel Gabriel Bonilla, al juez no le aplicaron el comparendo de $936.323 porque ya se había ido del lugar de los hechos, pese a que sus documentos como cédula y licencia de conducción, quedaron en poder de los uniformados. 

Así argumentó el juez su salida a la calle 

Ni Mosquera, ni su acompañante se pusieron de acuerdo para explicar su movilización en medio de la cuarentena. 

Primero señalaron que iban a solicitar una cita médica en la EPS Sanitas, trámite que se hace a través de las líneas telefónicas o internet.  

Luego, el juez afirmó que venía del Palacio de Justicia de Ibagué, pero su presentación personal no era la que suelen tener los jueces de la República. El servidor público estaba en bermudas y gorra, como se observa en las imágenes captadas por los Agentes de Tránsito.    

Después la mujer que iba con el juez entregó otra versión y aseguró que venían de reclamar unos medicamentos. En sus manos llevaba una gaseosa y unas pilas.