Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Juez envió a la cárcel de Picaleña al alcalde de Villarrica

Investigación
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Un juez envió a la cárcel nacional de Picaleña al alcalde de Villarrica, Arley Beltrán, señalado de desviar más de $240 millones en falsos contratistas, recursos públicos que terminaron siendo cobrados irregularmente hasta por sus subalternos.

La fiscalía 22 de la unidad de delitos para la Administración Pública le imputó a Beltrán los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y falsedad ideológica en documento público, a título de dolo. (Ver: Capturan al alcalde de Villarrica por desaparición de $240 millones del Municipio)

Según la investigación, se detectaron más de 10 contratos irregulares y 27 documentos públicos adulterados, pruebas determinantes para ordenar su reclusión.

Informe de la Contraloría, principal insumo de la Fiscalía

Un informe de la Contraloría General de la República encontró que la administración del alcalde Beltrán montó por lo menos ocho ferias y fiestas en el primer año de su mandato, y los contratos para la operación de los eventos fueron firmados con dos fundaciones que fueron suplantadas.

Al hacer esto, suscribió actas de inicio de convenio de cooperación, minutas y contratos de interés público con contenido falso. Además, la Fiscalía logró establecer que los representantes de estas entidades nunca se enteraron de lo que el mandatario estaba haciendo con sus nombres.

De hecho, las actas de inicio se firmaron tiempo después de haberse ejecutado los contratos por personas ajenas a las fundaciones que eran citadas en el convenio, entre otras irregularidades.

Toda la contratación, por $243 millones, se concentró en la Fundación Ecológica Integral Creo en Ti (Fundeco) y en la Fundación Ecológica Revolucionaria por la Diversidad y el Incremento de la Biomasa (Ferbinbi). Ambas pertenecen a los mismos representantes legales.

A través de estas dos entidades, montaron los contratos, al parecer, con documentos falsos, sin ningún control sobre la ejecución de estos. Según la Contraloría, ni siquiera existen soportes de estas actividades.

Hubo dinero para las fiestas de los campesinos, para los adultos mayores, para los juegos intercolegiados y para conmemorar el Día del Niño y el Día Nacional de las Víctimas del Conflicto Armado. Sin embargo, los representantes de las dos fundaciones les dijeron a los investigadores que ellos no suscribieron ningún contrato con la Alcaldía de Villarrica y que tampoco cobraron los cheques que giró la administración a través del Banco Agrario. (Ver: De fiesta en fiesta se desaparecieron $240 millones de la Alcaldía de Villarrica)

Llama la atención, por ejemplo, que uno de los contratos, suscrito en julio de 2016, por $16’000.000, se pagó con un cheque que salió a nombre del entonces Secretario de Hacienda de Villarrica.

“Se pagó la totalidad del contrato de $16’000.000 mediante comprobante de egreso Nº 0583 de 02-07-2016, a nombre de la Fundación Ecológica Integral, con cheque Nº 07632 del Banco Agrario, girado a nombre del Secretario de Hacienda del municipio de Villarrica y cobrado por la misma persona”, sostiene el informe oficial.

Estos hallazgos fueron validados por investigadores de la Fiscalía, al tiempo que se aportaron nuevas evidencias que comprometen a este alcalde, elegido para el periodo 2016 – 2019, con el aval del partido Liberal.

Las audiencias de imputación de cargos y legalización de captura terminaron a la 1:10 de la mañana de este miércoles. En esta diligencia, Beltrán no aceptó los delitos por los que lo señala la Fiscalía.

En las próximas horas la Gobernación del Tolima emitirá un decreto en el que nombrará el alcalde encargado del municipio de Villarrica.