Juez envió a la cárcel a funcionario del Igac que habría recibido millonarias coimas

Henry José Mejía Padilla, funcionario del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, tendrá que responder ante la justicia desde una celda de la cárcel de Picaleña, al ser cobijado con medida de aseguramiento en prisión por los delitos de cohecho y concusión.

Así lo ordenó un juez de Ibagué con base en las pruebas aportadas por la Fiscalía, las cuales señalan a Mejía Padilla, conocido como ‘don Henry’, como presunto responsable de solicitar y recibir dádivas de manos de los usuarios del Igac a cambio de trámites propios de sus funciones como oficial de catastro. (Ver: CTI capturó a funcionario del Igac en la sede de la entidad en el centro de Ibagué)

La Fiscalía informó en la audiencia ante el juez de garantías que en los últimos tres años, Mejía Padilla recibió el pago de $15 millones por trámites corrientes que el Igac no cobra a los usuarios.

“El procesado quien no aceptó los cargos imputados por el ente acusador, quedó al descubierto tras una denuncia realizada por una víctima a la que le tenía suspendido un proceso por cerca de seis años para lo cual ya le había pagado”, reveló la Fiscalía.

Las quejas que señalaban a Mejía comenzaron a ser reiterativas ante el Instituto, las cuales llegaron a oídos de directivos que decidieron entregar la información a miembros del CTI de la Fiscalía en el Tolima.

La directora seccional de Fiscalías del Tolima, Zeidy Jeaneth Izquierdo Vargas, informó que el ente investigador le imputó cargos a Mejía por el delito de “concusión en tres oportunidades y el de cohecho en ocho oportunidades”.

El abogado Wilson Vallejo, defensor de Mejía en el proceso, calificó como “peligrosas” las interpretaciones de la Fiscalía contra su protegido.

“Hay unas interpretaciones como peligrosas de las relaciones que tienen los ciudadanos porque estamos frente a un funcionario que hace unas visitas a unos predios. (…) la misma defensa puso en manifiesto que si un predio amenaza ruina pues tiene que cambiar su avalúo”, dijo el abogado ante medios locales.

Hay 22 consignaciones que comprometen al funcionario del Igac

La Fiscalía dice contar con 22 consignaciones enviadas de usuarios a nombre del funcionario, a quienes les realizó trámites tales como cambios de predio, modificación de avalúos, corrección de zona económica, inscripción de mejoras en los inmuebles, englobes, desenglobes, entre otros propios de su labor como oficial de catastro.

En una búsqueda selectiva en bases de datos, la Fiscalía encontró pistas sobre cómo Mejía reclamó el dinero en diferentes casas de giros y remesas no solo en la capital tolimense sino en municipios cercanos, pues su labor se extendía hacia otras zonas del departamento en donde debía visitar los inmuebles de los ciudadanos.

En la carpeta de la investigación contra este hombre de 59 años, 34 de los cuales los ha trabajado en el Igac, la Fiscalía cuenta con varias horas de grabación de las llamadas que le fueron interceptadas, en las que Mejía les exige dinero a los propietarios de los bienes inmuebles a cambio de agilizar y efectuar trámites que son totalmente gratuitos.

Es más, en algunas interceptaciones, Mejía es amenazado por algunos usuarios insatisfechos e indignados porque supuestamente no les había cumplido con lo pactado, a pesar de que le había pagado la coima. De hecho, le aseguran que de no cumplir lo delatarían con el director del Igac y las autoridades judiciales.

Con base en estas pruebas, la Fiscalía solicitó al juez la medida privativa de la libertad en la cárcel, al considerar que “la mentalidad de corrupción (de Henry José Mejía) es desvergonzada y por ende el hombre representa un peligro para la sociedad”.

La investigación la adelanta un fiscal del grupo de delitos contra la Administración Pública, que solicitó ante un juez la orden de captura del funcionario la cual se hizo efectiva en su propia oficina en el centro de Ibagué la mañana de este miércoles.

Por: REDACCIÓN JUDICIAL

Foto: Suministrada

Fecha: jueves - 11 octubre - 2018