Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Juez condenó a integrantes del cartel de los medicamentos y ordena abrir investigación contra funcionarios de  la Gobernación del Tolima

La decisión obliga al cierre definitivo de la IPS Fundasalud, la cancelación de la personería jurídica y la liquidación forzosa administrativa de la misma.
Ibagué
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia

El Juez Sexto Penal del Circuito  de Ibagué compulsó copias a la Fiscalía General para que se investigue y se capturen a los funcionarios y exservidores públicos de la Secretaría de Salud del Tolima quienes intervinieron  y favorecieron a la IPS Fundasalud con millonarios contratos para la compra de medicamentos de alto costo para pacientes de hemofilia, VIH y cáncer en el Departamento.

Lo anterior con base en la condena dictada contra 10 de los integrantes de la IPS y que conformaban el cartel de los medicamentos falsos en el Departamento.

Todos fueron hallados responsables de los delitos de concierto para delinquir, corrupción de alimentos, contrabando, estafa agravada y tráfico de influencias.

El Juez Sexto Penal condenó al propietario y gerente de Fundasalud, Marco Antonio Ramírez Varón, a siete años de prisión y al pago de una multa por $372.303.563. (Ver: Cayó Marco Antonio Ramírez, el hombre fuerte detrás de la polémica entidad Fundasalud)

Por estos mismos delitos fue sentenciado a ocho años Yesid Wilches Machado, gerente de Distrimedical, empresa mediante la cual se suministraban medicamentos del mercado negro a pacientes de las EPS.

A través de una fundación, Wilches reclutaba a indigentes para llevarlos al régimen subsidiado, como pacientes de hemofilia y que les fueran formulados medicamentos de alto costo.  Posteriormente, hacía efectivo cobro al Departamento.

Este hombre junto con Ramírez Varón eran quienes se contactaban con funcionarios de la Secretaría de Salud del Tolima y políticos para quedarse con los contratos para suministro de medicamentos de alto costo.

Así mismo,  el juzgado impuso pena a Monica Liliana Ovalle Páez, secretaria y jefe de compras de Fundasalud, quien deberá pagar seis años, seis meses y 21 días de prisión, además del pago de $197 millones.

En cuanto a Carlos Julio Moncada, quien era el encargado de negociar el precio de los medicamentos a menor costo, se le sentenció a cinco años y cinco meses de prisión y el pago de una multa de $161.482.620.

Por otra parte, Arsenio Collazos Sanabria y los hermanos Sergio Andrés, y Luis Alejandro Bedoya Moreno, pagarán seis años y seis meses, más una multa superior a los 148 millones de pesos cada uno.

Collazos junto con los hermanos Bedoya eran los encargados de suministrar y vender a Fundsalud medicamentos adulterados provenientes de Venezuela y Ecuador. Asimismo, distribuían medicamentos en Ibagué, Bogotá y Neiva.

De la banda criminal hacían parte Germán Humberto Pinto, sentenciado a cuatro años y cinco meses de prisión y multa de $107.655.080, y  Guillermo Andrés Castellanos y Juan Gabriel Basto, quienes purgarán una pena de cinco años y 10 meses de prisión.

El Juez Sexto Penal del Circuito compulsó copias a la Fiscalía para que judicialice a los miembros del cartel de los medicamentos por los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito y efectúe la orden extinción de dominio contra las propiedades de estas personas y de los terceros que puedan tener vinculación.

Con base en los audios interceptados por la Fiscalía se da cuenta que los dineros recaudados superaban los $30.000 millones.

El Juez también ordenó el cierre definitivo de Fundasalud y la cancelación definitiva de la personería jurídica.