Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Juez anunció sentido de fallo condenatorio en contra de los padrinos de Sarita

Justicia
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato
Foto: Fiscalía

El Juez primero del circuito de Ibagué anunció el sentido de fallo condenatorio para Ángela Johana Guerra y Edilberto Rojas, padrinos de Sarita Salazar, la niña que murió por múltiples tipos de violencia en la vereda La Joya de Armero - Guayabal hace un año.

La madrina fue acusada de los delitos de homicidio agravado y tortura agravada por lo que podría enfrentar una pena de 37 años. En el caso del padrino se habló de tortura agravada a título de coautor pasivo que lo llevaría a pasar 25 años en la cárcel.

El fallo, que se conoció el pasado 28 de mayo, después de más de 13 horas de audiencia, dicta que las pruebas demostraron que la menor falleció producto de un zarandeo y no de un accidente como había declarado su madrina.

Asimismo, se reveló que la niña era sometida a encierros constantes en un lugar oscuro sin la apropiada ventilación, no la alimentaban de manera correcta ocasionándole desnutrición, anemia severa y pérdida del cabello, violando el derecho a la salud.

Tampoco le permitieron asistir al Centro de Atención Integral vulnerando su derecho a la educación; hecho que justificaban aduciendo desobediencia de la menor al no controlar esfínteres.

La muerte de ese ser se produjo por un actor absolutamente violento ejecutado por una persona que siendo de condiciones físicas totalmente superiores a las que tenía la niña podía producir ese resultado”, señaló el fiscal del caso.

El material probatorio presentado por la Fiscalía demostró que Sarita había sido violentada en diferentes ocasiones puesto que presentaba lesiones antiguas y recientes que iban “desde la cabeza hasta las uñas del pie”. Sin embargo, debido a que la prueba de ADN no arrojó resultados no será posible determinar quién fue el abusador de la pequeña.

Carlos Mauricio Varón, abogado defensor, anunció que apelará la decisión y afirmó que no esperaba que sus defendidos tuvieran que enfrentarse a unas penas tal altas. La lectura del fallo condenatorio se realizará a cabo el próximo 24 de julio.