Pasar al contenido principal

Jóvenes, pongámonos de acuerdo en lo fundamental

Vivimos tiempos difíciles, tiempos en los que nos debemos unir en un solo propósito que es trabajar por el bienestar de nuestro país, de nuestra gente y nuestras familias.

Por eso este espacio he decidido dedicárselo a ustedes, los jóvenes de Colombia: presente y futuro de nuestra nación. Y son ustedes quienes deben ser parte del presente activo en la construcción de un mejor mañana.

Las nuevas generaciones simbolizan la esperanza, la curiosidad y el aprendizaje. Simbolizan el futuro. Son pilares esenciales en la consolidación de una sociedad pensante, que se preocupa por el otro y que es capaz de trabajar de manera articulada, anteponiéndose a las más grandes adversidades.

Por supuesto que comparto su derecho a la protesta, a la marcha pacífica de la que sé, han sido partícipes la mayoría de jóvenes que han salido a las calles.

Todos tenemos derecho a expresar nuestro inconformismo cuando sentimos que nuestros derechos son vulnerados, haciéndolo de manera pacífica sin recurrir a la violencia.

La historia nos ha demostrado que la violencia nunca será el camino para solucionar nuestros problemas. Es con argumentos que lograremos llegar a acuerdos que los hagan sentir verdaderos ciudadanos, respetados; pero ante todo, colombianos que piensan en Colombia.

Y precisamente, problemas latentes como el desempleo juvenil, que en la actualidad está rondando el 26.6% a nivel nacional y un 28.9% en el Tolima, son un fiel reflejo de la necesidad de buscar soluciones inmediatas. ¡No podemos seguir así! Los jóvenes necesitan trabajar y necesitan construir su mañana.

Es por eso que quiero sentarme con ustedes, escuchar sus necesidades y que, a través del diálogo, logremos trazar una hoja de ruta que atienda las problemáticas inmediatas que aquejan a los jóvenes. Ustedes merecen ser escuchados. Yo por mi parte, les diré con hechos tangibles las acciones que he venido adelantando para apaciguar estas cifras alarmantes de desempleo.

Soy un congresista moderado, de pocas palabras, pero con hechos contundentes. En mí siempre encontrarán un aliado que seguirá trabajando en iniciativas que fomenten su desarrollo profesional ¡Me la juego por la generación de empleo y la reactivación económica!

Esta también es una invitación para que ustedes desde su quehacer como ciudadanos, sean veedores, guardianes de los recursos y monitoreen la ejecución de los mismos. El rol de la ciudadanía como vigilante es fundamental para la transparencia en la inversión presupuestal e impedir la demora y corrupción en las obras.

Por otro lado, quiero decirles que nos pongamos en los zapatos de los comerciantes; los agricultores; el personal de la salud y demás trabajadores que han visto su trabajo paralizado por el bloqueo de las vías: esta no es la manera de solucionar nuestros problemas. El país no puede detenerse. Somos un solo país y debemos actuar con grandeza, la nación así lo demanda.

No caigamos en el juego de la polarización encendida por algunos sectores políticos que pretenden desestabilizar nuestra institucionalidad. ¡Debemos trabajar en equipo y superar esta crisis juntos!

Sueño con una Colombia que garantice las oportunidades para ustedes y las generaciones venideras, para mi hija Sofía quien es el motor para levantarme todos los días a trabajar por un mejor país, y por todos los niños: es lo mínimo que merecen.

Jóvenes, pongámonos de acuerdo en lo fundamental: trabajemos de la mano con empresarios, gremios económicos e instituciones, con miras a recuperar el tejido social a través de la senda del empleo y la reactivación económica. ¡Somos grandes, y lo demostraremos una vez más!

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker