Pasar al contenido principal

Usted está aquí

¿Jhon Esper, el ungido?

Ibagué
Autor:
Autor:

En los pasillos de la alcaldía de Ibagué es un ‘secreto a voces’ que Jhon Esper Toledo, actual secretario de Apoyo a la Gestión, sería el sucesor del alcalde Luis H. Rodríguez. Toledo renunciaría terminada la ley de garantías - después de julio- y su reemplazo sería Carmen Sofía Bonilla, aunque ella no ha dado el sí.
Toledo ha sido el único funcionario que ha recorrido tres secretarias en las que ha alcanzado alguna visibilidad política. Al inicio del gobierno ocupó la secretaría de Gobierno, luego pasó a la secretaría de Bienestar Social y, desde julio del año pasado, es el secretario de Apoyo a la Gestión.

Para algunos analistas, ese último nombramiento tenía una estrategia que parece evidenciarse en las redes sociales de la administración municipal. En la cuenta oficial de Facebook del alcalde Luis H. Rodríguez muestra el protagonismo que ha cobrado Jhon Esper Toledo en casi todas las actividades que realiza su jefe.
 
Toledo aparece más al lado de Luis H. Rodríguez que la misma primera Gestora de Ibagué, Luz Amparo Noreña. El alcalde y su secretario aparecen disfrutando desfiles de zorreros por la Quinta, en reuniones con ministros, bazares populares, entrevistas en medios de comunicación y hasta en la entrega de cartillas.
 
Pero más allá de fotografías, ya se escuchan versiones periodísticas que aseguran que habría condicionamiento a los contratistas que hoy están vinculados a la administración municipal para que respalden la eventual candidatura de Jhon Esper Toledo. Recordemos que este año se distribuyeron 1.421 contratos de prestación de servicios por 24 mil millones de pesos.


 
Una de esas voces es la del periodista más escuchado de Ibagué. Este martes en la mañana, el periodista Rubén Darío Corea, director del noticiero de La cariñosa, reveló que si los actuales contratistas “no se alinean con Toledo, los sacan”. Correa se caracteriza por tener muy buenas fuentes en la administración municipal.
 
Ante tantos comentarios, desde hace un mes buscamos una entrevista con el secretario de Apoyo a la Gestión, Jhon Esper Toledo, pero no fue posible que nos atendiera.
 

¿De dónde salió Jhon Esper Toledo?

La historia política de Jhon Esper Toledo en Ibagué es muy reciente. En 1998, nadie sabía quién es el hoy firme candidato de la administración municipal. Toledo nació en Gigante, departamento del Huila.
 
Su aterrizaje en la política local se dio cuando conoció en la Universidad Cooperativa a su compañero de carrera Guillermo Bonilla, hermano de la exdirectora de Cortolima, Carmen Sofía Bonilla.
 
Guillermo Bonilla fue quien acercó a Jhon Esper Toledo a la familia Bonilla. Por ese entonces, 2001- 2003, Rodrigo Páez era concejal de Ibagué y esposo de Carmen Sofía Bonilla. Ella ingresó en ese periodo a Cortolima (11 enero de 2001) y eso le generó inmediatamente una inhabilidad a Rodrigo Páez quien no podría volver a aspirar al Concejo Municipal.
 
Esa coyuntura fue aprovechada por Jhon Esper Toledo para conseguir ‘la bendición’ de la familia Bonilla. Rodrigo Páez, dueño de la curul, aceptó a ‘regañadientes’ que él fuera su sucesor en el Concejo.
 
Para fortuna de Páez, en esas elecciones ganó la alcaldía de Ibagué Rubén Darío y fue designado secretario de Gobierno durante esa administración. Toledo resultó elegido concejal. La relación entre Toledo y Páez nunca fue la mejor, aunque aceptaron la relación por la conveniencia política, dijo una persona allegada al grupo político del hoy secretario de Gobierno del Tolima.
 
Pero tal vez el punto de quiebre de esta alianza Páez – Toledo, se dio después del accidente de tránsito que sufrió una camioneta que estaba a cargo de Rodrigo Páez. En ese momento, julio de 2005, Jhon Esper Toledo era presidente del Concejo y dilató un debate de control político que se le haría a su aliado político. (Ver nota de El Tiempo)
 
Ese episodio terminó afectando la imagen de Rodrigo Páez y frustró su aspiración a la alcaldía de Ibagué. Cuentan los amigos de Páez, que Jhon Esper se acercó más al entonces alcalde Rubén Darío Rodríguez y no fue “muy solidario” con quien lo llevó a Concejo.
 
Y desde ahí, la relación de Páez y Toledo es meramente social. WWW.ELOLFATO.COM buscó a Rodrigo Páez para que nos contara por qué se distanció para siempre de Jhon Esper pero prefirió no hablar de él.
 
También buscamos a Guillermo Bonilla, excompañero en la universidad de Jhon Esper Toledo, pero nos envió un mensaje en el que se excusaba de atender la entrevista.
 
Una persona de confianza del equipo político de Rodrigo Páez le dijo a este medio de comunicación que “nadie le va a hablar de él”.
 
Para ese entonces, Toledo ya gozaba de reconocimiento en el mundillo político del Tolima y por algún fue contratista público. Después ya apareció en el gabinete del alcalde de Ibagué, Luis H. Rodríguez, y es su hombre de compañía. Tanto así, que el mandatario lo lleva a programas de radio a los que sólo él era el invitado.
 

Políticos opinan    

Olga Beatriz González, líder política y excandidata a la alcaldía de Ibagué, dijo que espera que Luis H. Rodríguez no esté promoviendo candidaturas desde su administración y pidió garantías para todos los aspirantes que decidan participar en la consulta interna del partido Liberal. González, quien aún no confirma si será o no candidata, aseguró que no es agradable hacer política con “ese carma de tener un candidato elegido de ante mano (…) el alcalde debe preocuparse por terminar bien su gobierno y entregar bien su administración”.
 
El concejal Pedro Mora, quien también contempla la posibilidad de aspirar a la alcaldía por el partido de la U, sostiene que los secretarios que quieren ser candidatos deben retirarse de la administración.
 
“A mí me parece que si el doctor Toledo tiene aspiraciones él ya ha debido retirarse hace días. Nosotros sabemos que el doctor Toledo hace tiempo es candidato, entonces yo creo que ya lleva tiempo suficiente. Al doctor Toledo ya le dieron la posibilidad de pasar por varios despachos, ya le dieron la oportunidad de crecer como persona y políticamente. Si ya no hizo nada, no alcanza a hacer nada”.