Pasar al contenido principal

Investigan a colegio de Ibagué por apropiarse de una vía y del espacio público

Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

El colegio Cisneros, ubicado en el sector oriental de la ciudad, enfrenta una investigación administrativa en la Dirección de Espacio Público y Control Urbano de Ibagué por apropiarse de 2.864 metros cuadrados de espacio público, que incluye una vía.

Los espacios que hoy se ocupan de manera ilegal, la institución debió entregarlos al municipio, ocho años atrás, terminada la edificación del plantel educativo. Dichas zonas están reservadas para la construcción de parques y zonas verdes públicas.

Según la denuncia instaurada el pasado 31 de enero de 2018 por un grupo de constructores que adelantan proyectos de vivienda en zonas aledañas al colegio, la comunidad Franciscana (propietaria del colegio) no ha cumplido con la entrega de áreas de cesión ni tampoco ha respetado la continuidad de la carrera Quinta sur, vía que interconecta la avenida Pedro Tafur con los predios que hacen parte del plan parcial “Rincón del Recreo”.

EL OLFATO conoció la licencia de urbanismo firmada por el curador urbano número uno de Ibagué, Hugo Albarello Bahamón, del 11 de junio de 2010, en la cual se establecen las áreas del proyecto. En la resolución se distribuyen los 27.513 metros cuadrados del colegio en varias afectaciones, sin embargo, estos límites exigidos por la norma no fueron respetados por los franciscanos.

De acuerdo con la denuncia, el colegio “no ha hecho la debida entrega de estas cesiones al municipio de Ibagué, lo que trae consigo un presunto detrimento en los intereses patrimoniales del ente territorial”.

Por esta razón, los constructores solicitaron una visita de la Alcaldía para “verificar el estado actual de las obras adelantadas por la comunidad Franciscana de la Santa Fe de Colombia, con el fin de corroborar que las mismas se estén llevando a cabo de conformidad a lo establecido en el plan parcial y licencia de urbanismo”, dice la denuncia.

Asimismo, en el escrito se describe que la obra vial que adelanta actualmente el colegio Cisneros “no cumple con las especificaciones técnicas consagradas en la licencia de urbanismo y plan parcial”, cuyas medidas suman un total de 27 metros distribuidos en andenes, perfil de la calzada y separadores.

¿Qué dice la Alcaldía?

Carlos Alberto Hoyos Melo, director de Espacio Público de la Alcaldía de Ibagué, le dijo a EL OLFATO que los propietarios de la institución están devolviendo la vía, de manera voluntaria.

“El colegio, en su momento, debió acatar el plan parcial de la zona y el cerramiento conforme al lugar donde termina la vía, pero, al ver que ese sector no estaba desarrollado, como hoy lo está, no lo hicieron así; por eso se les solicitó que voluntariamente devolvieran la vía y no a través de la conclusión del proceso porque es mucho más demorado”, señaló Hoyos.

No obstante, en una visita realizada por este diario, se pudo constatar que la calle está más estrecha respecto a las medidas que se le asignan en la licencia de urbanismo.

El funcionario argumentó que la Secretaría de Planeación está verificando el plano de colegio sobre la topografía original. “No sabemos si, al momento de la construcción, hubo un error de georreferenciación porque los implicados se guiaron por varios puntos diferentes. Necesitamos saber si hubo un desplazamiento, pero eso yo no lo determino, lo hace Planeación”, explicó Hoyos.

El próximo 8 de marzo se llevarán a cabo los estudios de los planos para conocer si hay coincidencias en las referencias del terreno o si hubo errores, con el fin de emitir un concepto sobre el proceso y así resolver la situación.

EL OLFATO intentó comunicarse, en repetidas ocasiones, con la Comunidad Franciscana pero no fue posible obtener una respuesta.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker