fbpx Ruth Echavarría, la ingeniera encargada de las coimas del exsenador Mario Castaño que tenía protección del despacho del alcalde Andrés Hurtado | ELOLFATO.COM - Noticias de Ibagué y Tolima Pasar al contenido principal
Exclusivo

Ruth Echavarría, la ingeniera encargada de las coimas del exsenador Mario Castaño que tenía protección del despacho del alcalde Andrés Hurtado

Conozca la información desconocida de esta habilidosa mujer que trabajó en la Secretaría de Infraestructura de Ibagué, mientras hacía parte de la estructura criminal del excongresista caldense.
Investigación
Autor: Redacción Política
Autor:
Redacción Política
Ruth Echavarría, la ingeniera encargada de las coimas del exsenador Mario Castaño que tenía protección del despacho del alcalde Andrés Hurtado
Foto: Archivo particular

Muchas preguntas sin respuestas hay en la relación laboral entre el alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, y la ingeniera Ruth Echavarría, capturada el pasado mes de agosto por
hacer parte de la red de corrupción del exsenador Mario Castaño.

Echavarría era pieza clave en la estructura criminal del excongresista caldense. Su papel era el de buscar contratistas en el Tolima y lograr que se les adjudicaran las obras públicas a través de licitaciones amañadas. (Ver: Senador liberal Mario Castaño aceptó los cargos por corrupción y se acogió a sentencia anticipada)

Después, cuando el contrato ya estaba asegurado, ella gestionaba el pago de millonarias coimas que eran repartidas entre alcaldes y políticos.

Por esa razón, la Fiscalía le imputó los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho, y se encuentra privada de la libertad en el patio de mujeres de la cárcel de Picaleña.

Llama poderosamente la atención que la ingeniera Ruth ejecutó su actividad ilegal durante los últimos dos años, mientras trabajaba simultáneamente para la Alcaldía de Ibagué.

Hurtado anticipó que lo relacionarían con ella, ¿por qué?

De esta mujer poco se ha dicho en la ciudad. Al momento de su detención, la prensa local informó que Echavarría trabajaba para la Secretaría de Infraestructura y que tenía un contrato de siete meses.

Luego, hace poco más de una semana, fue el mismo alcalde Andrés Hurtado quien se refirió a ella públicamente. Dijo que podría ser usada por el grupo político del senador Óscar Barreto para relacionarlo con el escándalo de Mario Castaño.

Además, sin nadie preguntárselo, Hurtado anticipó qué iban a decir: “que esa persona (Ruth Echavarría) tiene algún tipo de relación con el alcalde”.

Después de esa inesperada revelación, EL OLFATO investigó y encontró que la ingeniera Ruth Echavarría tuvo la fortuna de ser contratada de manera permanente por la administración del ingeniero Hurtado, pese a su escasa experiencia profesional.

Según los documentos que aportó para su vinculación, y que aparecen publicados en el Secop, la detenida excontratista trabajó entre los años 2015 y 2018 como asistente de ingeniería para una empresa de Mariquita representada por el señor Juan Carlos Cadena Castro, y después, ya graduada, en el 2019 asesoró a las Fuerzas Militares en la base de Tolemaida durante 11 meses, por lo que recibió honorarios mensuales de $2.600.000.

En el 2020, al inicio del gobierno de Hurtado, aterrizó en la Secretaría de Infraestructura, aunque nadie sabe por recomendación directa de quién. Allí obtuvo cuatro contratos entre 2020 y 2022, por un total de $66.400.000. Su misión, por lo menos en los papeles, era el de acompañar las diferentes actividades de esa dependencia. (Ver: Experiencia laboral de Ruth Echavarría)

Del despacho del alcalde (Andrés Hurtado) mandaban un listado con los nombres de las personas que debían contratarse y ella siempre aparecía ahí. Estaba protegida desde las altas esferas. Ella no venía a trabajar y daba a entender que era una ‘corbata’. Sin embargo, el ingeniero Juan Carlos Núñez (uno de los exsecretarios de Infraestructura) le llamaba la atención porque no venía a la oficina y la hacía cumplir con las actividades del contrato. Ella se iba y daba quejas en el despacho (de alcalde)”, dijo una fuente de la Secretaría de Infraestructura, quien pidió mantener su nombre bajo reserva.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, las ausencias de Ruth tenían una clara explicación: cuando no estaba en Ibagué, se encontraba en Armero Guayabal o Bogotá negociando millonarios contratos y jugosas coimas.

En varias interceptaciones telefónicas, “de manera desparpajada”-subrayó el fiscal del caso-, la detenida habló del pago de coimas hasta por $140 millones para que el exalcalde de Armero Guayabal Medardo Ortega le adjudicara obras a los contratistas que la buscaban como intermediaria.

“Yo me siento presionada, porque digamos, yo ya di la mitad (…) de cierta manera es una bolsa general que él dijo (Medardo Ortega): eso lo hace y eso lo organizamos, entonces yo le estoy diciendo… o sea… cómo lo organizamos porque yo ya tengo mucho dinero invertido acá, ¿entonces qué hago? Entonces me dice: espérese porque eso no lo han cargado (al parecer, contratos del orden nacional), de eso no hay nada todavía. No Lore (Lorena Cañón, asesora de Mario Castaño), yo tengo una cartera acá de 140 a 150 (millones)”, dijo Ruth en una conversación con Lorena Cañón, la exasesora y lobista de Mario Castaño, quien se convirtió en testigo de la Fiscalía.

Ingenieros y arquitectos de la región que conocen bien a Ruth Echavarría ratificaron los hallazgos del fiscal 84 de la Unidad Nacional Anticorrupción. Esta joven mujer, de apenas 28 años, dejó a un lado su carrera de ingeniera y se concentró en la intermediación de coimas.

“Ella es bonita y entradora. Así lograba la atención y convencía fácil a muchos contratistas y políticos. Era canal de comunicación ideal para ese tipo de temas. Incluso, hablaba por su teléfono sin miedo a nada. Hablaba de contratos, de porcentajes, y a uno le daba miedo contestarle”, aseguró un ingeniero del Tolima consultado por esta redacción.

Con todo esto, surgen las siguientes preguntas: ¿por qué el alcalde Andrés Hurtado, siendo ingeniero y conociendo bien cómo se mueven las cosas en ese gremio, siempre mantuvo contratada a Ruth en la Secretaría de Infraestructura? ¿Por qué le toleraban sus ausencias y año tras año le renovaban los contratos? ¿Hurtado sabía que su contratista era parte de la red de corrupción del exsenador Mario Castaño y del alcalde de Armero Guayabal?

Esas preguntas fueron trasladadas al alcalde Andrés Hurtado, a través de la Oficina de Comunicaciones de la Administración Municipal, pero nunca respondió.

Ruth busca un acuerdo con la Fiscalía

Los delitos que le imputó la Fiscalía a la ingeniera Ruth Echavarría podrían dejarla en prisión por lo menos ocho años, a menos que logre un preacuerdo, entregue a “un pez gordo” y consiga rebajar la pena a la mitad, sostuvieron tres abogados penalistas consultados por EL OLFATO.

Esta redacción supo que la detenida les ha dicho a personas cercanas que busca negociar y “salir del tema pronto”, pero nadie sabe qué estará dispuesta a contar. Eso es una incógnita que posiblemente muy pronto se resolverá.

De lo que sí hay absoluta certeza es que de las interceptaciones a la ingeniera Ruth Echavarría se generarán nuevas investigaciones de corrupción en el Tolima y saldrán salpicados políticos y funcionarios públicos.

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker