fbpx Las razones por las que no se construirá el viaducto de la 60: otra promesa incumplida para Ibagué | ELOLFATO.COM - Noticias de Ibagué y Tolima Pasar al contenido principal

Las razones por las que no se construirá el viaducto de la 60: otra promesa incumplida para Ibagué

La Administración Municipal invirtió $1.805 millones en unos diseños que no pudieron entregarse en su totalidad.
Investigación
Autor: Unidad Investigativa
Autor:
Unidad Investigativa
Las razones por las que no se construirá el viaducto de la 60: otra promesa incumplida para Ibagué

Ibagué parece estar condenada a su atraso en materia de infraestructura física. Desde el gobierno del exalcalde Jesús María Botero, hace una década, no se construye una obra de mediana magnitud para atender el creciente número de motocicletas y vehículos que circulan por la ciudad. 

El alcalde Andrés Fabián Hurtado prometió en su campaña la construcción de un intercambiador vial en la carrera Quinta con calle 60, similar al que existe en Medellín en el sector de la Aguacatala (sur del Valle de Aburrá). En dicho proyecto se invertirían unos $90 mil millones, aproximadamente.  

Para ello se suscribió un contrato por $1.805 millones, con la Unión Temporal Intersección Ibagué GR, para realizar la actualización de los estudios y diseños de la ambiciosa obra. El acta de inicio se suscribió el 15 de octubre de 2021 y, casi un año después, el contratista no pudo culminar su trabajo por negligencia de algunas dependencias de la Administración Municipal.

EL OLFATO encontró que la firma consultora definitivamente no pudo culminar componentes vitales para el proyecto, razón por la cual el alcalde Hurtado y su secretario de Infraestructura, Diego Herrán, anunciaron que modificarán sustancialmente la obra para contratar algunas intervenciones en el sector.

Lo que no se sabía del fracaso del proyecto

Fuentes de la Alcaldía de Ibagué filtraron varios documentos que cruzaron la firma contratista y la Secretaría de Infraestructura, en los que queda en evidencia la falta de coordinación y compromiso de varias entidades oficiales en sacar adelante este proyecto. 

Los puntos críticos e inconclusos del estudio fueron los trazados definitivos de las redes de servicios públicos, el componente catastral (saber cuántos predios se necesitaban y cómo se haría el proceso de compra) y, el más importante, el tema presupuestal.

“Si no se sabe a ciencia cierta el trazado de las redes de energía, alumbrado público, acueducto y alcantarillado no se puede definir el presupuesto. Si no se sabe si será el contratista o la Alcaldía de Ibagué el que asuma la compra de predios, tampoco se puede cerrar el tema presupuestal ni el cronograma de la obra”, explicó una de las fuentes consultadas por EL OLFATO.

Y es que solo en la compra de predios, la Alcaldía de Ibagué tendría que invertir cerca de $40 mil millones y lo delicado del asunto es que nunca se supo quién haría la gestión catastral: si el Municipio o el contratista ganador de la licitación. 

“En la compra de los predios, yéndole bien al alcalde, se tardaría seis meses. Por eso prefirieron echarse para atrás y ahora proponer una obra de menor impacto en el comercio del sector”, agregó una fuente de la Secretaría de Planeación Municipal, quien pidió mantener su nombre en reserva. 

El contratista pidió suspender a última hora el contrato para poder terminar su trabajo

Aunque el secretario de Infraestructura, Diego Herrán, le dijo a este medio de comunicación que la Alcaldía de Ibagué sí contaba con los trazados de las redes de servicios públicos, el contratista aseguraba lo contrario. 

El pasado 12 de julio, días antes de vencer el plazo de ejecución del contrato, la firma consultora aseguró: “Desde el pasado 22 de junio, en mesas de trabajo conjuntas con la secretaria de infraestructura y la empresa de acueducto y alcantarillado de Ibagué (IBAL), presentamos el diseño del Trazado de Redes Húmedas que se incorporaran en el Intercambiador Vial, de esta mesa de trabajo se generaron compromisos que a la fecha de hoy no se han entregado por parte del Ibal ni de la Secretaría de Infraestructura, como lo son: * Levantamiento Topográfico y de Catastro complementario desde la Carrera 3ra con Calle 60 y hasta el Punto de descarga del colector pluvial proyectado, a la quebrada mencionada por el IBAL; * Entrega en medio digital del plan maestro de alcantarillado de la ciudad,  en donde se logre evidenciar las redes de alcantarillado y las áreas aferentes de servicio de cada una de estas redes. Es importante esta información dada que es parte fundamental para la conclusión del mismo diseño y que con esto no se generaran problemas o inconvenientes futuros en las redes húmedas de los sectores aferentes a la intersección”.

Sobre el componente eléctrico y redes secas, advirtió e contratista: “De igual forma se han venido realizando mesas de trabajo con las empresas prestadoras de servicios, principalmente Celsia, Alcanos y la Secretaria de Infraestructura, en donde el pasado 22 de junio dimos la presentación del Diseño y Trazado Eléctrico por parte de esta consultoría y en donde se generaron varios compromisos que hemos resulto pero no en su totalidad, la Empresa de Energía Celsia, ha concertado y avalado nuestro trazado eléctrico, pero no obstante no nos ha entregado la información completa de los diseños de cajas y cajas de maniobra en media tensión, por parte de Alcanos, se comprometió a presentar el nuevo trazado o redireccionamiento del Gaseoducto que está pasando en la Intersección, este compromiso quedo para el pasado 30 junio, lo cual no ha sido entregado y por último la empresa prestadora de alumbrado Público Infibagué, no ha asistido a ningún comité técnico y es importante que ellos revisen y evalúen nuestra propuesta eléctrica ya que ellos son los encargados de la prestación del servicio en esta intersección y bajo los alineamientos de ellos podremos concluir nuestro diseño, el cual creemos que desconocen dada la ausencia recurrente por parte de sus funcionarios o director”.

El contratista justificó de esta manera su solicitud de suspender el contrato, pero la Secretaría de Infraestructura no accedió. 

Lo que ahora quiere hacer el alcalde Hurtado 

En diálogo con Caracol Radio, Hurtado señaló que, en vez del deprimido de 300 metros en la calle 60 con carrera Quinta, se realizará un intercambiador, pues la primera opción requería demoler -por lo menos- 60 locales comerciales y podría costar cerca de $90 mil millones. 

“Es un proyecto que, como en muchas ciudades, se ha soñado con grandes obras, estamos en observaciones y revisiones, llegó a los $90 mil millones, pero le he manifestado a los concejales que no puede volver un capricho, por eso debemos estar sintonizados, porque en la zona primero estuvo fue el comercio”, dijo. 

Y agregó: “En la que seleccionamos la afectación al sector comercio es mínima, sigue el comercio, hacemos el intercambiador vial, estamos finiquitando para que las observaciones queden subsanadas y que en septiembre se pueda publicar la licitación”. 

Asimismo, detalló que, para esta obra, se requerirán cerca de $45 mil millones, cuyos recursos ya se encuentran en caja a través de un crédito. 

“Las otras alternativas no las vamos a tomar, la idea es que se pueda hacer la inversión con esos recursos, la 60 debe seguir impulsando el desarrollo de la ciudad”, aseveró. 

Finalmente, aseguró que no tiene afán para culminar la obra antes de terminar su mandato, es decir, hasta el 31 de diciembre del 2023. 

“No tengo ese afán, quiero que la obra se haga, dejar los recursos garantizados, hay que darle tiempo al tiempo”, concluyó. 

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker