fbpx Las mentiras del alcalde Hurtado sobre la parálisis de la obra de la calle 103 | ELOLFATO.COM - Noticias de Ibagué y Tolima Pasar al contenido principal
Exclusivo

Las mentiras del alcalde Hurtado sobre la parálisis de la obra de la calle 103

A través de sus redes sociales, el mandatario engañó a sus seguidores con justificaciones falsas. Conozca la verdad de una obra que debió estar terminada en diciembre de 2021.
Investigación
Autor: Unidad Investigativa
Autor:
Unidad Investigativa
Las mentiras del alcalde Hurtado sobre la parálisis de la obra de la calle 103

Mentir a través de las redes sociales se convirtió en un hábito del alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, sobre todo en lo que tiene que ver con obras de infraestructura. (Ver: Las mentiras del alcalde Hurtado que publicita en su cuenta de twitter)

El pasado 28 de marzo, en su cuenta de Twitter, Hurtado respondió el comentario de un twittero que le preguntó por la tardanza en la ejecución de la obra de recuperación y pavimentación de la calle 103, que conectaría la avenida Ambalá con la carrera Quinta, en el sector de la plaza del Jardín. (Ver: Calle 103: la obra abandonada por la cual la Alcaldía de Ibagué guarda silencio)

“Hace un tiempo le exigimos al contratista avanzar con las obras. Nos habían hablado de un problema con la planta de asfalto, el cual, ya está solucionado y se espera retomar labores esta misma semana. Disculpa las demoras, trabajamos por una mejor #Ibagué”, escribió el mandatario.

La declaración de Hurtado es falsa de principio a fin. No es cierto que haya exigido al contratista avanzar con las obras y tampoco es verdad que la parálisis de la obra se deba a “un problema con la planta de asfalto”.

¿Adjudicaron el contrato sin planeación?

El contrato 1989 del 4 de agosto de 2021, suscrito entre la Alcaldía de Ibagué y el Consorcio Ambalá 2021, se habría adjudicado violando los principios de planeación. 

Este proyecto, en el que se invertirán $3.150 millones, se lanzó con bombos y platillos por parte de la Administración Municipal y prometió que estaría culminada en diciembre de 2021. (Ver: Obras de la calle 103 se encuentran paralizadas porque la Escombrera Municipal no puede recibir desechos)

Allí se construirían 3.000 metros cuadrados de andén, más de 3.000 metros lineales de sardinel, y la reposición de las redes de acueducto y alcantarillado pluvial y sanitario. Después se pavimentaría ese tramo vial con 6.800 metros cuadrados de asfalto.

Luego del show mediático de la inauguración, la maquinaria y algunos obreros, en cuestión de semanas, la obra se paralizó. 

El representante legal del consorcio Ambalá 2021, el ingeniero Juan Carlos Ramírez Ospina, le solicitó a la Secretaría de Infraestructura ampliar el plazo de la obra de cuatro a ocho meses, argumentando, entre otras cosas, las fuertes lluvias que se presentaron en Ibagué durante el segundo semestre del año. (Ver: Secretario de Infraestructura dice que las fuertes lluvias han dificultado la pavimentación de la calle 103 en Ibagué)

No obstante, después de esa primera justificación, el contratista puso al descubierto la presunta falta de planeación de la Alcaldía de Ibagué, insumo que sería prueba para los organismos de control.

En los documentos publicados en el Secop II, el contratista sostuvo que los planos entregados por la Alcaldía de Ibagué no tenían información “clara y detallada” de las redes de servicios públicos instaladas en la zona, razón por la cual el proyecto quedó prácticamente abandonado. 

“Es preciso aclarar que estos documentos no contenían de forma clara y detallada las condiciones actuales y reales de las redes del sector por parte de los operadores de dichos servicios públicos. Condición que ha sido determinante y crítica para el atraso en la intervención de labores como son la excavación, dificultando el desarrollo normal en el área de sección de vía, dado que a diario el alineamiento de las redes no es correcto ni uniforme, lo cual genera interferencia con el proceso de excavación, ocasionando daños y deterioro de las redes de servicios existentes como: gas, acueducto y redes de telecomunicación”, explicó el consocio en el acta de prórroga suscrito 23 de febrero de 2022.

Con esta evidencia, es claro que la Secretaría de Infraestructura nunca le exigió al contratista que avanzara con la obra, como escribió Hurtado en Twitter, sino que, por el contrario, le amplió el doble el plazo para culminar la obra.

Además, tampoco es cierto que la obra se haya parado por problemas en el suministro de asfalto, pues ni siquiera han podido intervenir la vía porque los problemas de las redes de servicios públicos son complejos. 

¿Afán para favorecer a un contratista cercano al barretismo?

Fuentes de la Alcaldía de Ibagué sostienen que este contrato se adjudicó antes de la ruptura entre el alcalde Hurtado y el senador electo Óscar Barreto, y que sería uno de los últimos proyectos que se le entregaron a contratistas que serían cercanos al dirigente del partido Conservador. 

En el sector de la ingeniería, el nombre del ingeniero Juan Carlos Ramírez Ospina es relacionado con Óscar Barreto. Él, por ejemplo, es el encargado de la ejecución de otro proyecto que está enredado: la segunda fase de la pavimentación de la vía entre Ibagué y Rovira. 

La obra fue adjudicada al Consorcio Construcciones 2019, representado por Ramírez Ospina, el 22 de noviembre de ese mismo año, con una inversión inicial de $23.505 millones y un plazo de ejecución de 12 meses. 

Sin embargo, este proyecto tampoco ha sido concluido, pero al contratista sí le adicionaron el presupuesto en $11.517 millones.

EL OLFATO intentó comunicarse con el ingeniero Juan Carlos Ramírez, pero no hubo una respuesta de su parte.

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker