Pasar al contenido principal
Exclusivo

El intercambiador de la calle 60: otra obra que prometió y no entregará Hurtado ¡Documento prueba otra mentira del alcalde de Ibagué!

El mandatario dijo que los estudios y diseños estarán listos en junio, pero el contrato está suspendido desde el 3 de febrero por negligencia de su gobierno.
Investigación
Autor: Luis Eduardo González
Autor:
Luis Eduardo González
El intercambiador de la calle 60: otra obra que prometió y no entregará Hurtado ¡Documento prueba otra mentira del alcalde de Ibagué!
Foto: Alcaldía de Ibagué

Sorprender al alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, en una mentira resultó ser muy fácil, sobre todo cuando habla de su gestión en materia de infraestructura física a través de las redes sociales o en estaciones radiales.

Hace una semana, el mandatario local hizo un recorrido por diferentes medios de comunicación en los que habló de la ejecución de su gobierno y anunció, entre otras cosas, que el intercambiador vial de la calle 60 será otra de las “grandes obras” que le dejará a la ciudad.

Dijo que en junio estarán listos los estudios y diseños de este proyecto, y que la obra podría terminar en un plazo que iría de 12 a 14 meses.

Sin embargo, EL OLFATO conoció documentos oficiales que prueban que el alcalde está mintiendo, tanto con la fecha de presentación de los estudios y diseños, como con el tiempo de ejecución del intercambiador vial.

El contrato de estudios y diseños está suspendido desde febrero

Esta redacción confirmó que el contrato que celebró la Secretaría de Infraestructura con la Unión Temporal Intersección Ibagué GR, por $1.805.006.137, para la realización de los estudios y diseños de intercambiador vial de la 60, está suspendido desde el 3 de febrero de este año.

El contratista ha tenido todo tipo de dificultades para ejecutar el contrato por negligencia de la misma Alcaldía de Ibagué, pues varias entidades del municipio no le han entregado información crucial para el desarrollo del proyecto. (Ver acta de suspensión del contrato)

Pero lo más grave del asunto es que a este contrato le quedan solo 12 días de plazo, pues el acta de inicio se suscribió el 15 de octubre de 2021 y debió concluir el 15 de febrero de 2022.

“Como vieron que no iban a alcanzar a entregar los estudios el 15 de febrero, cuando vencía el plazo, tuvieron que suspenderlo el día 3, mientras trababan de resolver el lío”, dijo una fuente de la Secretaría de Planeación local.

La incomodidad y la molestia del contratista es tan evidente que, el pasado 11 de abril, le envió un duro oficio al secretario de Infraestructura, Diego Herrán, uno de los principales escuderos de Hurtado.

Le queremos manifestar la inconformidad y molestia que se están presentando para el pertinente avance de esta consultoría y el cual ha sido partícipe las entidades municipales de los atrasos presentados que tenemos en la actualidad”, escribió la Unión Temporal.

Aseguró que desde el pasado mes de enero están trabajando en la “aprobación de los perfiles viales al nuevo diseño de la intersección”, pero no han podido concretar nada por dilaciones internas.

“Reiteramos nuestra inconformidad mediante este oficio con la gestión de las distintas entidades involucradas directa e indirectamente le están dando a esta consultoría para el desarrollo de los diseños del intercambiador de la carrera Quinta con calle 60, las cuales son responsables del atraso en la terminación de los productos entregables que tenemos”, advirtió el contratista. (Ver documento)

 ¿Qué sigue ahora?

Según se desprende de las declaraciones del alcalde Hurtado, quien dijo que en junio estarían los estudios y diseños, buscan adicionarle el plazo al contrato dos meses, pero no parece ser una tarea sencilla, pues la interventoría no estaría de acuerdo, dijo la fuente de la Secretaría de Planeación.

Pero, de imponerse la voluntad del mandatario y tramitar de afán la información que no han entregado en cinco meses, la Unión Temporal podría presentar toda la información solo hasta julio o agosto, debido a que los productos entregables no son pocos.

Una vez consoliden la información, la Alcaldía de Ibagué podría el pie en el acelerador para montar la licitación de esta megaobra, la cual tendría un valor aproximado de $80.000 millones.

“Si publican el proceso en el Secop en agosto o septiembre, se irían tres meses para adjudicar el contrato, si no hay agarrones entre los oferentes; aunque seguramente los habrá. El negocio es grande y se darán duro por esa plata. Entonces, la licitación podría demorarse algo más”, explicó otra fuente de la Secretaría de Infraestructura.

Si Hurtado logra su cometido de adjudicar el millonario contrato, que, al parecer, es su principal interés, el intercambiador vial no lo podrá entregar al culminar su mandato, debido a que le quedan apenas un año y siete meses al frente de la Alcaldía de Ibagué.

La difícil ejecución de la obra

Esta administración se irá y el intercambiador no estará terminado como lo prometió el alcalde.

La explicación es sencilla. Una obra de estas características es compleja por la compra de predios. La calle 60 con carrera Quinta tiene muchas viviendas y locales comerciales alrededor y la negociación es difícil.

“Por la experiencia que tenemos, si al contratista le va bien, puede negociar los predios en cinco meses. Pero si la gente se opone, la Alcaldía de Ibagué entraría que acudir a acciones administrativas que pueden durar hasta 15 meses”, aseguró un ingeniero consultado por esta redacción.

Así las cosas, Hurtado, quien se vendió en las redes sociales como “el hombre de las obras”, se irá sin entregar los grandes proyectos que prometió como el Musicable y el intercambiador de la 60. Solo entregaría las obras de los escenarios deportivos que no pudo construir su exjefe y amigo Luis H. Rodríguez, preso en El Espinal por saquear las finanzas de la ciudad.

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker