Pasar al contenido principal

Incremento del impuesto predial: necesario pero inoportuno

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El plan de aumento de las tarifas del impuesto predial en Ibagué para el 2019, que será debatido este viernes en el Concejo, recibió fuertes cuestionamientos de entidades gremiales que de manera concreta consideran que no es el momento de más cargas tributarias en una ciudad afectada por el desempleo, el cierre de empresas y cuando se avecina la reforma tributaria del Gobierno de Iván Duque. (Ver: Estos serían los incrementos del impuesto predial que aprobaría el Concejo de Ibagué)

La administración del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, con la mayoría de los concejales a su favor, propone que el aumento del impuesto predial sea discriminado por estratos, con unas tarifas que oscilan entre el 15 % para estrato uno y el 50 % en el seis. (Ver: Concejal Jorge Bolívar advierte que Acuerdo del predial puede ser demandado)

Mientras que para establecimientos comerciales y empresas el incremento será proporcional al avalúo catastral, con tarifas del 30 % al 60 %.  (Ver: Acuerdo que regula cobro del impuesto predial para 2019 en Ibagué fue aprobado en primer debate)

Luis Alfredo Huertas, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ibagué, considera que en la ciudad ya existe una alta carga tributaria que está motivando el cierre de empresas y la cancelación de las matrículas de manera alarmante desde el 2017.  (Ver: “La Alcaldía de Ibagué se está quedando corta para disminuir el desempleo”: Luis Alfredo Huertas)

Registros de la Cámara indican que al 31 de agosto de este año 3.900 empresas cancelaron su matrícula, casi el doble que las 2.000 que lo hicieron en todo el 2017 y todavía faltan tres meses.

El ente gremial también tiene datos de que en el 2017 el ingreso per cápita de los ibaguereños marcó por debajo del salario mínimo, lo que se traduce en que haya menos compradores.

Eso es una bomba, si las empresas no tienen a quién vender sus bienes y servicios pues tienen que cerrar. Con el incremento del predial se les suben los costos a las empresas pero los clientes no están. Y a las residencias el alza llega al 50% pero el salario no crece igual”, precisa.

El dirigente gremial recuerda que al aumento del predial en el 2019 lo anteceden otras cargas tributarias al sector empresarial como el aumento de la sobretasa ambiental, la contribución del espacio público y el incremento de industria y comercio, lo que desestimula la inversión en la ciudad. (Ver: Nuevo empréstito por $40.000 millones y tarifas del predial 2019 pasan a estudio del Concejo)

“Hemos hablado con Hacienda y con el Concejo, con argumentos técnicos sobre el grave impacto para la economía de la ciudad, pero todo indica que en el Concejo toman decisiones para agradar a la administración, desgraciadamente las decisiones son políticas”, señala el presidente ejecutivo.

‘Ibagué no es competitiva por la alta carga tributaria’: Analdex

La Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex) también se pronuncia sobre las consecuencias de la alta carga tributaria que muestra la capital tolimense, al tiempo que planteó la posibilidad de aplicar la plusvalía para no golpear masivamente a los contribuyentes.

El presidente ejecutivo de Analdex, Javier Díaz, puso el dedo en la llaga. El economista afirma que mientras ciudades como Pereira, Neiva y Buga están estimulando la inversión empresarial con beneficios tributarios, que generan empleo y dinamizan la economía, Ibagué va en contravía.

“Es indudable que hay que tomar decisiones con base en lo que pasa con el entorno. Pereira y Neiva están ofreciendo descuentos hasta del 100 % en el predial y el ICA para las nuevas inversiones, lo que pone a Ibagué en desventaja, que en lugar de atraer la inversión la está desplazando a otros municipios que tienen beneficios”, afirma Díaz. (Ver: “Los que tengan harto, que paguen harto”: Jaramillo al anunciar que insistirá en proyecto de valorización)

Para el presidente de Analdex en Ibagué tampoco están evaluando el impacto que genera que 21 municipios del Tolima estén cobijados por el programa de las Zonas más Afectadas por el Conflicto (Zomac), en las que se otorgan beneficios tributarios para las empresas y nuevas sociedades que desarrollen allí su actividad económica.

De hecho, muy cerca de Ibagué hay cuatro municipios Zomac: Alvarado, Venadillo, Cajamarca y Rovira.

Si no hay condiciones favorables para sostener la inversión en Ibagué pues los empresarios se trasladan a municipios beneficiados con las Zomac, mucha gente podría moverse”, precisa Díaz. (Ver: Jaramillo anuncia que ibaguereños van a “chillar” con nuevo paquete de impuestos en el 2019)

Si bien la administración Jaramillo ha sido insistente en que necesita recursos de inversión para obras, el presidente de Analdex considera que la figura de la plusvalía se podría aplicar en la ciudad.

“Ibagué no maneja la plusvalía, con esas obras se valorizan los predios, debería cobrar la plusvalía, no solo aplicar medidas tributarias que afectan a los mismos, y ahora se vienen los impuestos por la vía nacional, lo que significa un doble golpe muy negativo para la economía regional”, afirma Díaz.

La escalada de impuestos en los últimos cinco años en Ibagué

Para la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), Ibagué ha sufrido una escalada de impuestos desde el año 2013, que alejan la inversión y la generación de empleo, así como la formalización empresarial. (Ver: Disminución de cifras de desempleo en Ibagué: el gran reto de entidades públicas, privadas y académicas)

María Cristina Lara, gerente de la ANDI en el Tolima, enumeró uno por uno los impuestos que han recaído sobre los ibaguereños y las empresas:

  1. En el 2013 hubo un incremento en el impuesto de industria y comercio, que recayó sobre el 20 % de los contribuyentes, con destino a la financiación de los Juegos Deportivos Nacionales.
  2. En el 2014 hubo una nueva reforma en el impuesto de industria y comercio para la totalidad de los empresarios.
  3. En el 2015 se generó un alza en la sobretasa ambiental del 1,5 % a 2,5 %.
  4. En el 2016 se incrementaron las tarifas del impuesto predial, lo que impactó al sector empresarial, comercial y de servicios.
  5. En el año 2017 se generó la actualización catastral, que no se hacía desde el 2009, pero no se hizo de manera gradual, lo que impactó directamente el bolsillo de los contribuyentes.

Para la gerente de la ANDI, si bien la actualización catastral era necesaria y el municipio amplió la base de contribuyentes, para el sector privado “no es un buen mensaje” que en una ciudad año tras año estén creando nuevas cargas tributarias.

“En una reunión en el Concejo de Ibagué, realizada esta semana, expuse que es muy importante que haya una reforma estructural en los tributos del municipio que le permitan a la ciudad ser competitiva para atraer inversión nueva y retener la actual”, afirma la gerente de la ANDI. (Ver: Urge plan de desarrollo económico para superar crisis de desempleo en Ibagué)

Precisamente, Lara considera que en “Ibagué hay que poner en el centro de la discusión a las personas y el empleo. Nosotros en la ANDI estamos concentrados en que las empresas puedan generar empleo formal, de calidad y trabajo estable”.

De hecho, cifras de la ANDI indican que en Ibagué la informalidad empresarial es cercana al 60%.

“La presión tributaria no ayuda en la formalización del empleo, para nosotros la generación de empleo debe ser el centro de la discusión”, asegura Lara.

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker