Pasar al contenido principal

ICBF le pide a las familias tolimenses que también adopten niños que sufran algún tipo de discapacidad

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) presentó las cifras de niños, niñas y adolescentes que fueron adoptados durante el primer semestre de 2018. Una lista donde el Tolima ocupa el puesto 12 con 10 adopciones.

Según estas cifras, las seccionales que encabezaron la lista fueron Bogotá (217), Antioquia (87) y Cundinamarca (57). De los 612 niños adoptados, 338 fueron por familias colombianas y 274 por personas extranjeras, principalmente de Estados Unidos, Italia y España.

La mayoría de estas adopciones se dieron con niños entre los 0 y 2 años, con un total de 191 casos, seguido por los de 3 a 4 años y los que tienen entre 5 y 6 años de edad. (Ver: Cinco consejos para actuar en caso de maltrato infantil)

Lo preocupante, es que a pesar de que adoptaron 10 niños, niñas y adolescentes en el departamento, cerca de 600 siguen esperando por un hogar. En su mayoría, pequeños con necesidades especiales (alguna discapacidad o enfermedad) y mayores de 10 años.

“Lo complicado es que todavía no es fácil adoptar un niño con características especiales. Ese es el problema que seguimos teniendo, así como el tema de la edad, después de los 10 años es bastante complejo que encuentren familias que les brinden un hogar”, explicó Óscar Ríos, director del ICBF en el Tolima. (Ver: Más de 100 casos de violencia contra niños registró el Tolima en el primer trimestre del año)

Aunque Ríos reconoce que el tema de adopción ha mejorado, porque las personas ya lo ven como “un proceso natural de la vida”, en cuanto se refieren a estos niños que sufran alguna discapacidad física, enfermedad o que sean mayores de 10 años, no hay muchas familias disponibles, por lo que la mayoría de estos pequeños se terminan quedando en el instituto.

Claramente, aquellos que no tienen enfermedades o discapacidades tan complejas, se les brindan las condiciones necesarias para que tengan una buena vida, incluso para que estudien alguna carrera profesional, pero se quedan sin saber que fue un hogar.

Por ello, la directora encargada del ICBF a nivel nacional, Sol Indira Quiceno Forero, hizo un llamado a las familias que quieran adoptar. (Ver: Creció bajo protección del ICBF y hoy es abogado, docente y uno de los mejores nadadores de Sudamérica)

“El llamado que el ICBF hace a todos aquellos padres de familia que quieran adoptar para que abran sus corazones y fijen su mirada en los niños con características o necesidades especiales, mayores de 10 años, grupos de hermanos, o con alguna discapacidad o enfermedad. Todos ellos llevarán felicidad a sus hogares, todos ellos traerán consigo bendiciones, y nuestro deber principal es darles una familia que los quiera y les garantice todos sus derechos”, aseguró.

¿Cuál es el proceso para adoptar a un niño?

De acuerdo con Ríos, las familias que deseen iniciar con el proceso de adopción deben demostrar su idoneidad “para cuidar, amar y proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes” y cumplir con una serie de requisitos que exige el instituto.

“En este proceso, las familias postulantes, colombianas o extrajeras, deben cumplir con los requisitos establecidos por la Ley, como ser plenamente capaz, tener 25 años de edad cumplidos, demostrar la idoneidad física, mental, moral y social suficiente para ofrecerle una familia adecuada y estable a un menor de 18 años de edad, y tener al menos 15 años más que el adoptable”, explicó Ríos.

¿Qué pasa cuando se completa el proceso?

Una vez se surtan todos los trámites requeridos por el ICBF -que son gratuitos-, la adopción es irrevocable, es decir no se puede echar para atrás, asimismo, el niño o niña adoptivo llevará los apellidos de sus nuevos padres.

De otro lado, el menor deja de pertenecer legalmente a su familia biológica y se extingue todo parentesco de consanguinidad.

“Hacemos un llamado especial a las familias tolimenses que sueñan con tener un hijo, para que abran sus corazones y les den la oportunidad a los niños mayores de 10 años que han sido declarados en adoptabilidad, para hacer parte de sus vidas, para que los llenen de amor y les brinden el cuidado y la protección que merecen y necesitan”, concluyó Ríos.

 Prioridad para familias colombianas

Aunque las cifras de adopción del primer semestre del presente año demuestran que más de 200 niños fueron acogidos legalmente por familias extranjeras, la prioridad, según los lineamientos del ICBF es para hogares colombianos.

“Ya, si no hay familias colombianas en la lista de espera, solicitamos a la sede nacional para que se haga un estudio a las familias a niveles internacionales dispuestas para la adopción”, concluyó el director del Instituto en el Tolima.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker