Pasar al contenido principal

Ibaguereña fue asesinada por su pareja sentimental, en Bogotá, frente a sus dos hijas

La víctima pasó la mayor parte de su vida en el barrio Jordán y se casó con un hombre sin pensar que se convertiría en su asesino.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas
Foto: Suministrada

Leidy Johanna Barajas, de 33 años de edad, era una ibaguereña alegre y trabajadora que amaba a sus tres hijas hasta que su vida fue apagada por su pareja sentimental este domingo 24 de enero, en la localidad de Bosa, en Bogotá.

El asesinato ocurrió al interior de su apartamento, en un quinto piso. Un hecho que consternó no solo a ese sector de la capital de la República, sino también a conocidos y familiares de Leidy en Ibagué, ya que ella fue asesinada frente a sus dos hijas menores de 9 y 2 años de edad.

El presunto homicida es Harvey Díaz, de aproximadamente 43 años, quien fue capturado por la Policía Metropolitana de Bogotá el día de los hechos y posteriormente judicializado ante un Juez por el delito de feminicidio agravado. Le fue otorgada la medida carcelaria en La Picota de Bogotá.

Al parecer, el sujeto atacó con un arma blanca a Leidy y luego la degolló delante de las dos niñas, que son sus hijas biológicas. La mujer fue llevaba a un centro asistencial, pero llegó sin signos vitales.

Ella vivió la mayor parte de su vida en el barrio Jordán tercera etapa de Ibagué, hasta que contrajo matrimonio y se mudó a Bogotá hace algunos años e inició su trabajo como vigilante.

Según Melani Hernández Santos, tía de Leidy, desde hace un tiempo Harvey maltrataba a su sobrina y era constantes las veces que discutían.

La situación empeoró cuando, supuestamente, el sujeto arremetió contra su hijastra, la hija mayor de Leidy, quien actualmente tiene 12 años de edad.

Leidy trasladó a su hija mayor a Ibagué, no obstante, se quedó con sus otras dos niñas en el mismo apartamento con su victimario.

“Él le pegaba, ellos peleaban demasiado, la trataba con desprecio. El detonante fue lo que pasó con la niña mayor y el denuncio que ella le colocó”, expresó.

Melani aseguró que su sobrina soportó a la pareja pensando en sus tres hijas, pues tenía la ilusión de que él algún día cambiaría, pero nunca sucedió.

“Le decía: ‘Leidy deje a ese señor, déjelo, no viva con él’. No sé qué fue lo que a ella le pasó”, dijo.

Leidy Johanna ya estaba segura de su decisión, había buscado otra casa y este martes 26 de enero tenía planeado mudarse, lejos de Harvey.

“Ella se iba a ir, le dijo que no iba a vivir más con él y este martes se cambiaba. Ese fue el detonante, que ella lo iba a dejar”, aseguró.

El presunto homicida no soportó la idea de que ella se fuera y acabó con su vida, dejando a sus hijas sin su madre.

Ese domingo, ese señor me llamó con tanta tranquilidad, como a las 9:38 de la mañana y me dijo: ‘maté a Leidy’: Melani Hernández.

“Yo pensé que era una broma lo que estaba haciendo y yo lo insulté. Y me dijo ‘no, yo la maté’, y que la había apuñalado con sus propias manos”, narró.

La familia de Leidy pide justicia por su muerte para que este hecho no quede impune. Además, buscan que se logre la máxima condena en contra del responsable.

Melani desea que otras mujeres que viven una situación similar, puedan dejar a sus abusadores. "Sí se puede sacar adelante a sus hijos solas, antes de que sea demasiado tarde", concluyó.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker