Pasar al contenido principal

Veeduría cuestiona reaparición de empresa española en licitación del Coliseo Mayor del Parque Deportivo de Ibagué

La compañía española insiste en participar en esta licitación, pese a que el anterior proceso contractual fue suspendido precisamente por tenerla como única oferente.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

La veeduría nacional 'Recursos Sagrados' denunció que la empresa española Ágorasport reapareció en la segunda licitación adelantada por la Alcaldía de Ibagué para la construcción del Coliseo Mayor del Parque Deportivo.

El veedor Juan Carlos Calderón cuestionó que, pese a que el primer proceso contractual tuvo que ser suspendido por las presuntas irregularidades que lo estarían rodeando, entre ellas la presentación de dicha firma extranjera como única proponente, la compañía insiste en participar en la licitación incumpliendo con algunos aspectos que según él la Alcaldía no estaría teniendo en cuenta. 

"Notamos con extrañeza el proceder y actuar de la entidad con la propuesta presentada por el Consorcio AYD, de quienes son integrantes la firma AGORASPORT, Diego Fernando Polania Liscano (25%) y Diego Fernando Polania S.A.S. (25%), toda vez, que no se han atendido en debida forma las observaciones presentadas por los demás oferentes", dice el documento remitido a la Administración Municipal.

"No se han pedido las aclaraciones correspondientes, como tampoco se han respetado los principios básicos de la contratación y no se ha requerido de manera concisa lo requerido por entidad", añade. 

Además, señala que a raíz de esta situación se puede intuir que, a pesar de haberse presentado seis proponentes, el actuar de la Alcaldía indica que no se están evaluando todas las ofertas con el mismo criterio de selección objetiva.

De esa manera, en el documento se hace una relación de todas las observaciones presentadas por los oferentes a la propuesta del Consorcio AYD. Respecto a esto, la veeduría menciona que "los requerimientos de la entidad a todas luces son flojos y vagos, frente a las explicaciones requeridas por los otros interesados en el proceso". (Ver: documento)

Así las cosas, luego de exponer las anotaciones hechas por los demás proponentes, el veedor manifiesta que "no se han garantizadolos principios básicos de la contratación estatal, toda vez que el principio de publicidad o transparencia no ha sido el instrumento principal del presente proceso licitatorio". 

Entre tanto, la veeduría nacional refiere que, misteriosamente, la Alcaldía no le ha pedido a dicho Consorcio que subsane los requerimientos del pliego de condiciones que no ha cumplido. 

"El compromiso anticorrupción está contemplado dentro de las causales de rechazo, sin embargo, en la propuesta descargada no se encontró, como lo plasma el proponente Consorcio Coliseo Siglo XXI, sin embargo, la entidad en el informe de evaluación lo indica como 'cumple'", añade el documento. 

"Ahora bien, al proponente Consorcio AYD se le realizan diferentes observaciones, pero, sin embargo, su subsanación NO ES PÚBLICA para el resto de los proponentes, como si es pública la de todos los demás oferentes, mediante la plataforma SECOP II. Se les recuerda que se deben utilizar los canales debidamente autorizados por la entidad para dicho fin", concluye. 

Las sombras que rodeaban la primera licitación 

En el mes de abril del presente año, EL OLFATO dio a conocer que esta licitación tendría graves irregularidades que habrían cerrado el negocio para un solo interesado. (Ver: Licitación del Coliseo Mayor, por $43.917 millones, sería un vergonzoso ‘chaleco’)

En ese momento, la única oferente era la Unión Temporal Ágorasport, creada por la mencionada firma española y una discreta firma contratista con sede en el Putumayo.

La firma local era Hábitat Arquitectura e Ingeniería, la cual tenía un capital de apenas $280 millones y su experiencia se soportaba en contratos de obra en el sur del país. (Ver: El misterioso 'cambiazo' de la licitación del contrato del Coliseo Cubierto del Parque Deportivo de Ibagué)

Resultaba curioso que una compañía extranjera con amplia experiencia se juntara con unos contratistas pequeños colombianos, tal y como sucedió en los fallidos Juegos Nacionales de 2015. 

Por ello, luego de la denuncia hecha por este medio de comunicación y de las alarmas que se encendieron en el Ministerio del Deporte y en los órganos de control, el proceso contractual fue suspendido. 

Tres proponentes quedaron habilitados en este segundo proceso contractual 

Luego de la revisión jurídica, técnica y financiera realizada por el comité evaluador de la Alcaldía de Ibagué a las propuestas presentadas, quedaron habilitados tres oferentes, con la siguiente puntuación: 

Los consorcios están conformados de esta manera:

Consorcio J3A-2021 – Bogotá: Construcciones Master y CIA LTDA, Carlos Urías Rueda, Álvaro de Jesús Ossa López y JMV Constructora SAS. Todos con participación del 25%.

Consorcio Obras Especiales Ibagué: Incobelci S.A.S (Ingeniero Didier Portela), JP Construcciones LTDA, Erwin Castro Salgado y Virgilio Enrique Osorio Torres. Todos con participación del 25%.

Consorcio AYD – Bogotá: ÁgoraSport SA Sucursal Colombia (con el 50% de participación), Diego Fernando Polonia Lizcano y Diego Fernando Polonia Lizcano S.A.S. Ambos con el 25% de participación. 

Así las cosas, de acuerdo con el informe de evaluación, la audiencia de adjudicación de dicha licitación se realizará este martes 1 de diciembre. Igualmente, la publicación del acto administrativo que entregue o declare desierto el proceso se adelantará el 4 del mismo mes. 

Esta obra tendrá una inversión de $43.917 millones y un plazo de ejecución de 14 meses.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker