Pasar al contenido principal

Vecinos del conjunto Ibanasca también se encuentran molestos por la rumba en su sector

Los residentes denuncian que a diario tienen que convivir con los escándalos que se generan en los bares ubicados en el sector.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Vecinos del conjunto Ibanasca también se encuentran molestos por la rumba en su sector

Muy molestos se encuentran los vecinos del conjunto residencial Ibanazca, en el barrio San Sebastián de Ibagué, quienes al igual que los residentes de Bosque Largo, también denuncian que a diario tienen que convivir con los escándalos que se generan en los bares ubicados en el sector.

Cenen Moreno, vecino del lugar y exadministrador del conjunto, ubicado en la comuna Siete de la ciudad, le contó a EL OLFATO que los altos niveles de volumen en la música, perturban la tranquilidad de quienes viven allí hace tres años.

“En una época me desempeñé como miembro del consejo de administración y recibí constantemente quejas de algunos residentes sobre los ruidos en las madrugadas muy altos. Busqué el apoyo de unos amigos y pasé algunos comunicados a la inspección de Policía de El Salado pidiendo el favor de que nos ayudaran a controlar la situación, pero no lo hicieron”, dijo.

Según el exadministrador, la situación ha empeorado en los últimos días luego de la reactivación económica en la ciudad, pues dos nuevos establecimientos abrieron sus puertas con el mismo fin: vender licor.  

“Cuando vino la pandemia bajó el volumen por obvias razones, pero ahora colocaron otros dos negocios. El ruido es aburridor sobretodo para las personas que tienen vista hacia la avenida”, comentó.

Precisamente, uno de los vecinos que vive en la torre que da a la calle, quien prefirió no revelar su nombre, sostuvo que producto de las aglomeraciones y reuniones sociales que en estos establecimientos se generan, están a punto de irse del sector.  

“Desde hace seis años funcionaban dos bares y este año colocaron otros dos enseguida del conjunto. Ahora, pareciera que tuviéramos una rockola aquí en las orejas de nosotros porque imagínese, ya son cuatro canciones que escuchamos al mismo tiempo”, relató.

Actividades tan sencillas que podrían hacerse en la sala de su casa, como lo es ver televisión, para estos ciudadanos ya no son una opción finalizando la tarde.

“La bulla inicia tipo 5:00 de la tarde, y ya desde esa hora uno no tiene tranquilidad en la casa. Mi esposa hace teletrabajo y se le dificulta muchísimo, tanto así que ya le solicitó al jefe volver a trabajar de forma presencial, porque no se puede concentrar”, aseveró.

El ciudadano recalcó que, en una solicitud respondida por la Alcaldía de Ibagué, se informó a la comunidad que estos bares no tienen el permiso para operar allí, sin embargo, el panorama es otro y los vecinos continúan aturdidos.

“En el 2019 solicitamos a la Secretaría de Planeación y nos dieron respuesta donde dice que esos bares no tienen la actividad permitida porque es zona residencial. Además, se encuentran cerca al colegio Francisco de Paula Santander y un jardín del bienestar familiar”, acotó.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker