Pasar al contenido principal

Universidad de Ibagué regresaría a clases presenciales para el segundo semestre del 2021

Hasta la fecha, la universidad tiene matriculados cerca de 5.000 estudiantes y 18 programas de pregrado.
Ibagué
Autor: Valentina Castellanos Jater
Autor:
Valentina Castellanos Jater

El rector de la Universidad de Ibagué, Alfonso Reyes, informó que la institución regresaría paulatinamente al campus a partir la primera semana de agosto de este año.

En diálogo con EL OLFATO indicó que esta decisión depende de las regulaciones que estén vigentes para el momento en el que se espera retornar a las aulas de clase, siguiendo todas las medidas de protección.

“La Universidad puso en marcha los protocolos de bioseguridad desde el semestre pasado, ya que, aunque el campus está cerrado, hay actividades que los profesores y estudiantes deben hacer en él, en razón a prácticas o proyectos muy concretos que requieran su presencia allá”, explicó.

Asimismo, aseguró que las clases tendrían la misma duración que un semestre regular y los aforos de los salones de clase están regulados por el Gobierno Nacional dentro de las medidas decretadas.

“El efecto que eso tiene es que los salones de clase no van a tener el aforo completo para tener cerca de un 40 % del aforo total, y lo mismo en los espacios de laboratorios. Eso desde la perspectiva de los estudiantes significa que las clases van a mantenerse todavía en modalidad híbrida”, señaló.

Así pues, esto quiere decir que quienes quieren ir a clases presenciales pueden hacerlo, y aquellos que no, pueden continuar en clases virtuales como se vienen realizando desde el inicio de la pandemia.

Esta decisión fue tomada por la universidad debido a que “hay un problema de salud mental. El hecho de que los estudiantes estén en sus casas durante la mayor parte del tiempo dificulta que ellos puedan tener interacciones con sus colegas más cercanos que son jóvenes de su edad”.

“Esto está afectando la motivación de los estudiantes. Esa es la razón más importante para regresar”, agregó.

Tal motivación a la que se refiere Reyes es aquella que, según él, se obtiene al interactuar con otras personas en un mismo ámbito, en este caso, el académico.

“Si usted conversa con un profesor o con los estudiantes a través de una pantalla únicamente con temas académicos, indica el nivel de motivación para estudiar”, precisó.

Por el momento, se encuentran diseñando una estrategia en la que se pretende analizar la necesidad de la presencialidad para cada programa universitario, y sería socializada para mitad de año del 2021.

En cuanto a las actividades deportivas y culturales que realiza Bienestar Universitario el rector mencionó que “se habilitarán en la medida en la que sea factible y permitido con los protocolos de bioseguridad”.

Sin embargo, la sede deportiva de Santa Ana aún no se encuentra habilitada y su reapertura será reevaluada a mitad de año.

Hasta la fecha, la universidad tiene matriculados cerca de 5.000 estudiantes en 18 programas de pregrado.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker