Pasar al contenido principal

Una impresora o un cargador de celular, serían la causa de incendio en La Alameda

La Alcaldía donó este lunes ayudas humanitarias a esta familia que lo perdió todo durante la conflagración.
Ibagué
Autor: Sebastián Rivadeneira
Autor:
Sebastián Rivadeneira
Foto: Suministrada

Las autoridades de la capital tolimense revelaron que al parecer un cargador de celular que se sobrecalentó pudo haber sido el responsable del voraz incendio que el sábado pasado consumió un apartamento en el conjunto residencial La Alameda, ubicado en la carrera Quinta con calle 69. (Ver: Voraz incendio consumió un apartamento en el conjunto residencial Alameda)

César Augusto Gutiérrez, secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo de Ibagué, señaló que las causas de la conflagración aún no están claras por lo que la otra hipótesis que manejan es que también pudo haber sido una impresora que se encontraba encendida al interior de la habitación de la vivienda donde inició el fuego.  

“Parece ser que pudo ser un calentamiento de un cargador o de una impresora que estaba también allí prendida, entonces alguno de esos dos elementos pudo haber iniciado el connato del incendio”, sostuvo el funcionario.

De igual manera las autoridades indicaron que las llamas no se extendieron hacia las otras residencias del conjunto, pero sí se propagaron rápidamente en este apartamento principalmente por el cielorraso en madera, consumiendo todos los enseres y posesiones de la familia que allí residía.

Por tanto, la cartera de Ambiente hizo presencia sobre el mediodía de este lunes en el lugar de los hechos para donarle a la familia: “elementos de ayudas humanitarias, colchonetas, mercados, kit de cocina, kit de aseo, frazadas y sábanas”.

Afortunadamente durante el suceso todas las personas al interior de la vivienda, una mujer y sus dos hijas menores de edad, una de 17 años y una bebé de 2, resultaron ilesas; pero de todos modos la adulta tuvo quemaduras de primer grado en sus manos.

“En el momento del incendio estaba la señora, porque el esposo no estaba, y ella estaba con una hija de 17 años y una niña de 28 meses de edad, estaban solo esas tres personas y ninguna resultó afectada, excepto la señora que tuvo unas quemaduras de primer grado en los dedos, pero nada de compromiso”, acotó Gutiérrez.

Al parecer la estructura del conjunto residencial tampoco sufrió afectaciones durante la emergencia, pero de igual manera la Alcaldía de Ibagué le solicitó a la administración del lugar que hicieran una valoración más exhaustiva del sitio.

Por otro lado, las autoridades también pidieron más precaución a los habitantes de la capital tolimense, pues la ciudad está entrando en la temporada de menos lluvias y donde las temperaturas se elevan más de lo normal y vienen acompañadas de fuertes vientos que propician los connatos de incendios.

Entre las recomendaciones que se tienen es que en la medida de lo posible, si no se pueden vigilar, es mejor no encender velas; evitar sobrecargar los tomacorrientes; no arrojar vidrios, colillas de cigarrillos o elementos inflamables en vegetación seca o zonas verdes; asimismo, tenga en cuenta que están prohibidas las mal llamadas quemas controladas en la zona rural y urbana de Ibagué y hacerlas le podrían acarrear multas por parte de Cortolima.

Por su parte la empresa de energía Celsia solicitó a sus usuarios, para prevenir fallas eléctricas que generen incendios, tener instalado el sistema de puesta a tierra o "polo a tierra"; contar con extensiones y cables de equipos en buen estado, no deteriorados, remendados o con cinta; apagar y desconectar los equipos que no estén en uso; no manipular los cables de equipos con las manos mojadas; no utilizar electrodomésticos en lugares húmedos; cambiar los tomacorrientes que presenten deterioro o fallas y no hacer reparaciones eléctricas o instalaciones, si no es especialista en el tema.

Tenga presente que en caso de emergencia se puede comunicar al 119, que es la línea gratuita del Cuerpo Oficial de Bomberos.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker