Pasar al contenido principal

Testigos relatan detalles del ataque con machete a trabajadora de la salud en Ibagué

La víctima, por fortuna, no tuvo ninguna herida de gravedad. El conductor de una buseta que transitaba por la zona se bajó del vehículo para defenderla. 
Ibagué
Autor: Natalia Cubides
Autor:
Natalia Cubides
Foto: EL OLFATO

Momentos de angustia vivieron los testigos del ataque con machete a una trabajadora de la salud, en el barrio San Pablo, sector de El Salado. (Ver: Delincuencia sin límites en Ibagué: ladrón usó un machete para robar a una trabajadora de la salud)

El caso se presentó el pasado sábado 13 de febrero, a las 6:38 de la mañana, pero se conoció en redes sociales este miércoles. 

Lorena Ospina, una de las personas que presenció el violento hecho, le relató a EL OLFATO que ella y su compañero de trabajo se encontraban en la ambulancia que estaba estacionada a unos metros de la panadería Morata.   

Desde allí observaron todo lo ocurrido. De acuerdo con ella, el delincuente arremetió contra la víctima cuando estaba esperando que la recogieran en un carro particular para irse a laborar. 

"Había otras señoras en la panadería y ellas vieron que el tipo venía caminando por la Avenida Ambalá con el machete y se entraron. La muchacha tal vez no se percató y se quedó ahí", contó Lorena. 

"Fue en ese momento cuando él se lanzó a quitarle el bolso y ella no se dejó", agregó. 

Mencionó que, como se observa en los videos obtenidos por esta redacción, dos trabajadores del establecimiento se solidarizaron con la mujer y se enfrentaron al ladrón. 

"Uno de ellos salió a pegarle al delincuente con el dispensador de gel antibacterial y ahí fue cuando él soltó el bolso", comentó. 

Además, indicó que afortunadamente el sujeto no le propinó ninguna herida con el machete a la mujer, quien es profesional en psicología. 

Justo en ese momento, según Lorena, el conductor de una buseta que transitaba por la zona se bajó del vehículo para defender a la mujer. 

"Él señor sacó también un machete y se enfrentó al tipo. Los dos quedaron en la mitad de la vía, el ladrón lo retaba, pero finalmente no se pelearon", señaló. 

Luego de esto, el sujeto se fue del lugar y tomó por el camino que conduce al cementerio La Milagrosa. Unos minutos después salió de nuevo a la avenida, pero sin portar el arma blanca. 

"En ese instante pasó una patrulla de la Policía pero por más de que la llamamos, no nos prestaron atención y siguieron hacia El Salado", aseguró. 

"La muchacha se fue llorando para la casa, que queda a la vuelta de la panadería, y su compañera de trabajo la recogió allá", concluyó Ospina. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker