Pasar al contenido principal

"Que en 18 meses no haya grandes eventos es lapidario y temerario": dice Pedro Serrano, propietario de bar en Ibagué

Para el microempresario es necesario crear una línea de crédito a través de Bancoldex, Findeter, Infibagué o el Fondo Regional de Garantías que permita a los comerciantes emprender otra actividad y generar ingresos.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

La declaración del presidente Iván Duque con respecto a que después del 27 de abril no va a haber ni conciertos, ni bares, ni discotecas por lo menos en 18 meses para evitar la propagación exponencial del COVID-19, tiene a los microempresarios a la expectativa.

Para el vocero del gremio en Ibagué, Pedro Ricardo Serrano, esta declaración significaría el cierre definitivo para los establecimientos nocturnos.

"Prácticamente es sepultar los bares y discotecas y los grandes restaurantes. Que en 18 meses no haya grandes eventos es lapidario y temerario creo que el Presidente se apresuró en llegar a esta conclusión. Sí se demora, pero no creo que vaya a tomar todo ese tiempo", aseguró el líder del gremio.

No obstante, para Serrano es urgente generar otras fuentes de ingreso y de empleo para quienes ejercen en esta actividad.

Ibagué cuenta con 880 establecimientos registrados en Cámara de Comercio y cuya actividad principal es la venta de licor y de comida.

De prolongarse el cierre de los establecimientos nocturnos más allá del 27 de abril, según Serrano, prácticamente todo el gremio se deberá declarar en quiebra en junio.

Los ingresos de los microempresarios han sido nulos al igual que el de las personas que obtienen su sustento de la venta que realizan a los establecimientos.

"Prácticamente estamos a pocas semanas de declararnos en quiebra, en el caso mío tengo que pagarle a la celaduría, al arrendatario; todos los propietarios de bares deben arriendo e hicieron unas grandes inversiones que tocará perderlas si a futuro no tenemos alguna ayuda o que encuentren una cura o una vacuna para la pandemia del COVID-19", puntualizó.

Se estima que este sector genera alrededor de 2.000 empleos directos e indirectos para la ciudad, que podrían perderse de no solventar las causas que generaron la pandemia.

Nuevas empresas

Para Pedro Serrano es una realidad que los bancos de primer nivel no otorgarán préstamos a los propietarios de bares y discotecas porque es una actividad riesgosa.

Por este motivo, a través de Fenalco se está gestionando un diálogo directo con el alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, para que a través de Infibagué o al nivel departamental con la Gobernación del Tolima se puedan facilitar créditos a muy baja tasa de interés.

"Queremos lograr unas capacitaciones para poder tener otras microempresas nosotros los propietarios de bares, restaurantes y discotecas. Queremos decirles a la Alcaldía y a la Gobernación que nos ayuden a generar nuevas empresas para poder generar empleo y reactivar nuestros ingresos”, puntualizó.

Además, es necesario incluir en el programa de ayudas alimentarias y de subsidio al staff, propietarios y colaboradores de los bares y discotecas, pues muchos son estudiantes, de estratos socioeconómicos bajos, con hijos, y donde gran parte de sus ingresos se generaba de la actividad del comercio nocturno.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker