Pasar al contenido principal

Preocupación en transportadores de Ibagué por pocas posibilidades de reposición de vehículos para el SETP

Ante la situación, el Secretario de Movilidad manifestó que de acuerdo con el estudio realizado por la firma consultora Sigma, ningún vehículo se debería quedar por fuera sin cumplir su vida útil.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

El gremio de transportadores de la ciudad se encuentra preocupado por las decisiones que se estarían tomando para la implementación del Sistema Estratégico de Transporte, sin tener en cuenta a la totalidad de los propietarios de vehículos.

Una de las intranquilidades corresponde a la disminución de la capacidad transportadora de la ciudad que pasaría con el SETP de 971 vehículos a 603, por la pérdida de vida útil de 368 carros que superan los 20 años de operación

De acuerdo con Edgar Torres, presidente de Asocsitp, asociación a la que están afiliados algunos propietarios de buseta del municipio, con las modificaciones realizadas al Decreto 806, el cual dicta las disposiciones para la implementación del SETP en la ciudad, los propietarios deben asumir la responsabilidad de comprar o no un vehículo para la reposición sin que sea seguro su cupo en el nuevo sistema.  

“Qué sacan los propietarios si su vehículo ya perdió su vida útil y se embarcan en una deuda de $800 millones para comprar una nueva buseta de última tecnología, si tienen que asumir la responsabilidad de que cuando se implemente el SETP no puedan hacer parte de este porque el municipio no los acepta. ¿Entonces se pierde el dinero?”, cuestionó Torres.

Y agregó: “Además, en dado caso de aceptarse, la tarifa que hay en este momento no es viable o la más adecuada para una inversión tan alta, no sería un negocio sostenible. En otras palabras, a todas esas personas a las cuales se les perdió la vida útil de los carros, están perdiendo su capital, su vida y su trabajo de muchos años”.

Del mismo modo, el presidente manifestó que estas medidas dejarían en unos años a la ciudad sin una oferta de vehículos para la alta demanda de personas que hacen uso a diario del servicio de transporte público.  

“Ibagué está creciendo hacia todos los puntos cardinales y con esto no va a haber una buena medida de flota para poder suplir una demanda a la vuelta de tres o cuatro años cuando se implemente el nuevo sistema”, dijo Torres.

Entre tanto, las siete empresas de transporte público de la ciudad seguirán constituidas bajo las condiciones impuestas del nuevo modelo de servicio y los propietarios “seguirán obligados y sometidos a las condiciones de operación, recaudo y manejo de tarifas de las entidades afiliadoras sin una igualdad de oportunidades para todos los propietarios de buseta”.

Por su parte, el secretario de Movilidad, César Fabián Yáñez, manifestó que de acuerdo con el estudio realizado por la firma consultora Sigma, ningún vehículo se debería quedar por fuera sin cumplir su vida útil.

“Los vehículos que cumplen con su periodo entre el 2020 y el 2025, son 368, es decir que si nosotros cogemos 971 y restamos los 368 me quedan alrededor de 603 vehículos. Sin embargo, tenemos que ingresar por reposición 172 vehículos, lo que quiere decir que tendríamos un total de 775 vehículos en el momento”, manifestó el Secretario.

Asimismo, el funcionario explicó que entre el año 2025 y 2026 son alrededor de 148 vehículos los que perderían su periodo de tiempo útil. “Si cogemos los 775 vehículos que tendríamos a diciembre de 2025 y le restamos los 148 vehículos me quedarían 627 vehículos, lo que quiere decir que estaría por debajo 30 carros ya que lo que requiere el sistema son 657”.

Según Yáñez, la Administración Municipal adelantaría la reposición de los vehículos de acuerdo con unas tablas de rentas y ventas plasmadas en el Decreto 806. De no alcanzar los propietarios a hacer parte del SETP por estar copado el parque automotor, se realizaría una compensación en dinero.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker