Pasar al contenido principal

Murcia y Hurtado: la historia no contada entre la justicia y la política en el Tolima

El exjuez Marco Fidel Murcia hizo varias acciones para presuntamente favorecer al mandatario en el proceso penal que se le sigue, mientras recibía algunos favores de la política conservadora.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Murcia y Hurtado: la historia no contada entre la justicia y la política en el Tolima

Para verdades el tiempo. Bastaron cuatro años para que las fichas del rompecabezas de la política y la justicia tolimense encajaran.

El alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, estuvo detenido por orden del Juzgado Sexto Penal con Función de Control de Garantías desde el 12 al 27 de junio de 2017 por los 'piques ilegales'.

Wilson Vallejo, abogado en ese entonces de Hurtado, quien se desempeñaba como Secretario de Infraestructura en la administración de Óscar Barreto, apeló la decisión.

Para sorpresa esta decisión recayó en el entonces juez Octavo Penal del Circuito Marco Fidel Murcia, condenado por corrupción y quien dejó en libertad a Hurtado.  (Ver:Juez de segunda instancia dejó en libertad al Secretario de Infraestructura del Tolima)

Murcia no halló razones para mantener la medida de aseguramiento contra Hurtado, pues, según él, no podía manipular las pruebas al interior del proceso penal.

Sin embargo, esta decisión estaría motivada por su cercanía a los Barreto.

EL OLFATO puso al descubierto cómo mientras el Juez  absolvía a Hurtado de su detención domiciliaria, su sobrina se encontraba vinculada como monitora en Indeportes durante la administración del exgobernador. (Ver: Familiares del polémico juez de los 'piques ilegales' tuvieron contrato en la administración de Óscar Barreto)

Además, la hermana del Juez, Flor Eliza Murcia, publicó en 2019 en su perfil de Facebook una fotografía en la que aparecía su padre José Ignacio Murcia, quien había fallecido, en compañía del exmandatario departamental.

La imagen fue publicada junto a este mensaje: “Alegre reencuentro de dos amigos… El señor Gobernador del Tolima y mi padre José Ignacio Murcia”.

Otra decisión dudosa

Como si fuera poco, Murcia absolvió en primera instancia al exoperador del Aeropuerto Perales Daniel Felipe Cadena Ortiz, primo de Leidy Galeano, esposa del Alcalde de Ibagué.

Cadena participó y fue cómplice en la realización de los 'piques ilegales' en 2014.

No obstante, para el exjuez "se trató de una actividad deportiva que se ejecutó con mucha responsabilidad". (Ver: Juez absolvió al exoperador del Aeropuerto Perales por el escándalo de los ‘piques ilegales’)

Sin embargo, la Fiscalía, la Procuraduría y la Aeronáutica Civil apelaron el fallo, el cual fue revocado por el Tribunal Superior de Ibagué.

La Sala sentenció en marzo de este año a Cadena a cuatro años y cinco meses de prisión.

Esta redacción develó como, a pesar de estar siendo investigado por peculado por uso y ocultamiento o destrucción de materiales probatorios, Cadena fue vinculado como auxiliar general de aseo para una institución educativa en el norte del Tolima. (Ver: Condenado por el caso de ‘piques ilegales’ en Aeropuerto Perales fue funcionario de la Gobernación del Tolima)

La condena de la Corte Suprema

La Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia confirmó la sentencia que profirió la Sala Penal del Tribunal Superior de Ibagué el 15 de julio de 2019 en contra Murcia por el delito de prevaricato.

El exjuez favoreció con varias acciones de tutela a 32 particulares a quienes se les reconoció la pensión de gracia, siendo este un beneficio exclusivo de maestros oficiales.

Los hechos ocurrieron entre los años de 2005 y 2006.

Murcia purga una pena de ocho años en su domicilio, beneficio que le fue concedido, pues durante su desempeño en la rama judicial, no tuvo conductas irregulares.

De esta manera, culminó la carrera de uno de los jueces más polémicos y cercanos a la política conservadora en el departamento.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker