Pasar al contenido principal

Multan a cantante ibaguereño que ofreció concierto a sus vecinos desde un balcón

El buen gesto del cantante no cayó bien entre algunos residentes del conjunto Yerbabuena que llamaron a la Policía con el propósito de finalizar el concierto e imponerle un comparendo por el ruido.
Ibagué
Autor: Juan David Ortiz
Autor:
Juan David Ortiz

El cantante ibaguereño de música popular Andrés Carrizosa ofreció durante la tarde del pasado sábado un concierto para amenizar la cuarentena de los residentes del conjunto Yerbabuena de Ibagué.

Desde el balcón de un apartamento en el que reside un amigo cercano, el artista cantó durante una hora diversos éxitos musicales que fueron bien recibidos por la mayoría de residentes que corearon sus canciones, aplaudieron y grabaron el espectáculo en sus celulares.

Sin embargo, el buen gesto del cantante no cayó bien entre unos pocos habitantes del conjunto que llamaron a la Policía con el propósito de finalizar el concierto.

De acuerdo con el artista, la visita de los uniformados incluyó un comparendo por “perturbar la tranquilidad de los vecinos”.

“Familia muchas gracias, pero tengo que terminar este en vivo porque nos van a hacer un comparendo enserio, no es molestando, es de verdad. Les doy gracias a las personas que estuvieron acompañándome”, indicó el artista popular a través de una transmisión en vivo de su Instagram.

EL OLFATO se comunicó con Jimmy Repizo Rivera, residente del apartamento en el que se ofreció el concierto, quien lamentó lo sucedido y aclaró que tomó la iniciativa con el único fin de entretener a las personas que han permanecido encerradas durante casi un mes.   

“Fui multado por el artículo 93 del nuevo Código de Policía que habla sobre la perturbación de la tranquilidad por el ruido. Es un poco triste porque en ningún momento estaba incitando a nada. Más de 150 personas estaban desde su balcón cantando, pasándola muy bien y yo estaba desde mi casa sin irrespetar a nadie”, manifestó Repizo, quien es propietario de una fonda paisa en el Centro Comercial La Estación.

Finalmente, explicó que la multa tiene un costo aproximado de un salario mínimo y que por ahora no volverá a dar conciertos desde su balcón ubicado en un noveno piso para evitar problemas con algunos residentes y las autoridades.

Mientras que en países como Italia, Francia o España, estas iniciativas musicales han sido aplaudidas y reconocidas a través de redes sociales, en Ibagué las censuran y lastimosamente se castigan con la ley.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker