Pasar al contenido principal

La fundación que brinda refugio en Ibagué a pacientes de cáncer procedentes de diferentes municipios de Colombia

Actualmente, 'Prodihogar' requiere de solidaridad para reparar el techo de la casa en la que opera y poder seguir prestando este servicio.
Ibagué
Autor: Valentina Castellanos Jater
Autor:
Valentina Castellanos Jater
Foto: Suministradas

Algunas veces nuestra propia experiencia de vida nos ayuda a comprender la realidad de otros sin siquiera cruzar palabras. De esa vivencia nació ‘Prodihogar’: una fundación sin ánimo de lucro que se ha dedicado a dar vivienda gratuita a pacientes oncológicos que llegan desde otros municipios.

Su historia

Esta admirable iniciativa nació hace 15 años del pensamiento y corazón de su directora, Rocío Castro, una mujer que con valentía y determinación se ha enfrentado contra un enemigo silencioso: el cáncer.  

“’Prodihogar’ empezó a raíz de mi experiencia con el cáncer. A mi me diagnosticaron hace 21 años cáncer de seno, y cuando iba al Federico Lleras a realizarme mis tratamientos podía ver gente que se quedaba en los pasillos del Hospital o en la Terminal porque no tenían para dónde ir a dormir esa noche para al otro día hacerse sus tratamientos”, contó.

Así fue como, con otros dos compañeros, se creó la idea de tener un hogar de paso gratuito para que cada persona que estuviese en la misma lucha en la que ella estaba pudiese tener un lugar para descansar.

“Primero funcionábamos en el barrio la Francia en una casita pequeñita con dos habitaciones, un baño y cocina. Sin embargo, ahí acomodábamos hasta 30 personas”, narró.

Al ver esta situación, un empresario ibaguereño decidió regalarles más comodidad para que siguieran haciendo esta labor.

“Un comerciante de aquí de Ibagué nos vio en estas incomodidades y compró la casa donde funciona ahora la fundación en carrera Primera # 22-35. La remodeló, nos la dio y nosotros se la dimos a la Arquidiócesis de Ibagué, y ellos nos la dejaron a nosotros”, dijo.

Una acción admirable

Desde entonces, realizan una labor que merece el más grande de los aplausos: recibir pacientes con cáncer de cualquier parte del país que vengan a realizarse los tratamientos y alojarlos sin ningún costo, pero con el único requisito de venir en compañía.

“Nosotros no podemos llevarlos, traerlos y estar pendientes de ellos cuando lleguen de sus quimioterapias, eso debe hacerlo un familiar porque ellos llegan indispuestos y deben tener a una persona que se dedique a ello”, explicó.

Aunque el alojamiento no tiene ningún costo, les piden a los huéspedes una colaboración de $ 5.000 voluntarios, ya que por ser una fundación sin ánimo de lucro no reciben ayuda de instituciones, y necesitan pagar los servicios, alimentos, mantenimiento y demás.

“Vivimos de la Misericordia de Dios. No tenemos ninguna ayuda por parte de entes gubernamentales ni de empresas privadas, solo de personas del común que nos ayudan para los servicios, los mercados, entre otros apoyos que necesitamos”, indicó.

El hospedaje de las personas se realiza en una alianza con entidades que prestan el servicio de oncología en Ibagué como: el Hospital Federico Lleras Acosta, Oncomedic y Clinaltec, quienes dirigen hacia el lugar a los pacientes que lo necesitan.  

“Los trabajadores sociales y los psicólogos de estos lugares nos ayudan a socializar los servicios de la fundación con los pacientes que llegan remitidos de un centro oncológico con una carta y una historia clínica”, expuso.

“Esto con el fin de que personas que no tengan que estar allí estén disfrutando de ese alojamiento, y que las personas que sí lo necesitan tengan el cupo”, añadió.

Un techo para ‘Prodihogar’

Esta labor se ha visto gravemente interrumpida por uno de los principales problemas que ha existido desde el inicio de la fundación: la mala calidad de los materiales con los que fue modificada la casa.

Motivo por el cual, con las temporadas lluviosas que se han presentado desde finales del año pasado y a inicios del presente, han hecho que el techo de la fundación se cayera trozo a trozo, lo cual les ha impedido recibir más pacientes.

Esto los motivó a crear la campaña ‘Un techo para ‘Prodihogar’’, la cual tiene como fin recolectar fondos para hacer los arreglos definitivos, los cuales fueron cotizados por cerca de $ 15.000.000.

“Todas las habitaciones del segundo piso están inservibles. Las aguas residuales se devuelven por los sifones. Es horrible e imposible seguir prestando alojamiento ahí porque dónde ponemos a la gente. No podemos exponerlos a un aguacero para que se mojen y se caigan”, lamentó.

Han tocado infinitas puertas para conseguir el dinero necesario para realizar esta labor, incluso, con la Alcaldía Municipal y la Gobernación del Tolima.

“Con la Fundación desde el inicio quisimos incluir a la Alcaldía y a la Gobernación, y lo primero que nos dijeron fue: ¿Ustedes qué están haciendo por Ibagué? ¿Qué están haciendo por el Tolima?”, aseveró.

“Les hemos mostrado cifras. Es más, hemos invitado varias veces a la Gestora Urbana porque para que la Fundación pueda ser exonerada de impuestos necesita que la Gestora Urbana dé su aval de que sí estamos prestando el servicio como hogar de paso”, agregó.

Asimismo, dijo que en 15 años que lleva en funcionamiento la Fundación nunca han recibido apoyo de los Gobiernos Municipal y Departamental.  

“Ya nos cansamos de tocar puertas porque es inútil. Ellos no se han querido involucrar con nosotros de ninguna manera. Decidimos seguir como veníamos. Que lleguen las ayudas como tienen que llegar”, concluyó.

Contacto

Si desea contribuir con esta causa puede comunicarse al 315 7427 416 o hacer su aporte a través de la cuenta de ahorros Bancolombia 8070-59658-34.  

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker