fbpx La advertencia de la Contraloría al alto endeudamiento del IBAL y de la Alcaldía de Ibagué | ELOLFATO.COM - Noticias de Ibagué y Tolima Pasar al contenido principal

La advertencia de la Contraloría al alto endeudamiento del IBAL y de la Alcaldía de Ibagué

El ente de control precisó que esto conllevaría a un aumento de los impuestos y a la reducción de la inversión pública. 
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
La advertencia de la Contraloría al alto endeudamiento del IBAL y de la Alcaldía de Ibagué

La Contraloría de Ibagué emitió una alerta con respecto al nivel de la deuda pública de la empresa de Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado (IBAL) y del Municipio cuyo aumento llevaría a un incremento de los impuestos y a la reducción de la inversión. 

El pronunciamiento del órgano de control se basó en el análisis de la deuda para la vigencia 2020. En cuanto a la del IBAL, esta  tuvo una variación del 20.6%, es decir, aumentó en $13.289 millones para una cuantía de $77.822 millones. (Ver: Alcalde Hurtado confirma que endeudará con $110.000 millones al IBAL)

Este incremento se debió a que durante la pandemia,  la empresa acudió a un crédito con el Banco Occidente por $15.000 millones, para obras en el Acueducto Complementario, además otro empréstito por valor de $2.156 millones a través de Findeter, para capital de trabajo. 

"Un alto nivel de la deuda pública, puede traer consecuencias adversas para la economía del municipio de Ibagué, toda vez que, puede obstaculizar el crecimiento porque el saldo alto y creciente de la deuda disminuye la capacidad de ahorro para financiar proyectos a corto y mediano plazo", concluyó la Contraloría.

Y continuó: "Aunado a ello los costos financieros crecientes y constantes obliga a implementar políticas relacionadas con el aumento de los impuestos y reducción de la inversión pública causando un efecto negativo en la productividad y prosperidad del territorio".

Con corte a diciembre de 2020, la empresa registraba 17 créditos: 12 de ellos adquiridos con Banco Agrario, Davivienda y Occidente, con un saldo de $70.691 millones; Infibagué, con $2.300 millones destinado a obras de emergencia; tres con el Banco Popular (leasing) para compra de equipos por $2.674 millones y uno con Findeter por $2.156 millones. 

No obstante, pese al alto nivel de endeudamiento y el llamado de alerta de la Contraloría, el alcalde Andrés Hurtado, como presidente de la Junta directiva, autorizó endeudar al IBAL hasta por $115.000 millones para culminar las obras del Acueducto Complementario.

Esta semana se anunció la consecución de los primeros $13.000 millones. (Ver: Ibal asumirá nuevo endeudamiento por $13.000 millones para terminar obras del Acueducto Complementario)

Es de resaltar que, la Contraloría advirtió también que el Municipio presenta un elevado nivel de endeudamiento, situación desfavorable para las finanzas públicas, si no se llega a guardar un equilibrio financiero.

Por esta razón, el municipio tiene pignoradas las rentas hasta el año 2027.  Estas son: las Industria y Comercio, y Sobre tasa a la gasolina.  Esta última, en su máximo nivel y si en algún caso extremo, no se llega a cancelar puntualmente el crédito se tiene como garantía el impuesto del predial.

Para el 2020, la deuda ascendía a los $112.537 millones la cual no incluían los $105.000 millones del crédito que autorizó el Concejo, en junio de ese mismo año, al Alcalde Municipal. 

Este crédito iba con destino a financiar obras del programa de Jornada Única, diseños y construcción de escenarios deportivos, mejoramiento de vivienda, entre otros. 

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker