Pasar al contenido principal

Jaramillo reapareció en su juicio por el Alumbrado Navideño, acompañado por su exzar anticorrupción

Durante la diligencia virtual intervinieron dos testigos, quienes aseguraron haber presentado propuestas para el Alumbrado Navideño, pero, al parecer, solo sirvieron de “relleno”, porque los ganadores escogidos a dedo eran los contratistas bogotanos.
Ibagué
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia

El exalcalde de Ibagué Guillermo Alfonso Jaramillo reapareció este martes en la audiencia de juicio por el Alumbrado Navideño de 2016, diligencia adelantada ante Juzgado Quinto Penal del Circuito de manera virtual.

Jaramillo apareció acompañado por el abogado Augusto Ocampo, su exzar anticorrupción, y quien se presentó como su defensor suplente. Sin embargo, la vocería en el proceso sigue en cabeza del profesional del derecho Rodolfo Salas.

La diligencia, que inició a las 8:30 de la mañana, tuvo múltiples interrupciones debido las fallas de conexión que presentó el servicio de internet en la ciudad.

Dos testigos aseguraron haber presentado propuestas para el Alumbrado Navideño

Los testigos presentados por la Fiscalía fueron Luis Joaquín Sánchez, propietario de la empresa Luminosos del Tolima, y Juan Pablo Delgado, de la Fundación integral Paz y Amor.

Ambos aseguraron haber entregado, de manera informal, las propuestas a la Secretaría de Apoyo a la Gestión para la elaboración de la iluminación decembrina.

Todo indica que, como suele ocurrir en muchas entidades públicas, invitaron dos oferentes de “relleno” para simular un proceso transparente, pero todo estaba orquestado para favorecer a los contratistas bogotanos que trajo la administración del alcalde Jaramillo. 

Luis Joaquín Sánchez, quien desde años atrás ha elaborado alumbrados navideños en varios municipios del departamento, dijo que él presentó una propuesta por $980 millones (sin IVA) y que se la entregó -a través de un empleado suyo- “a la doctora María Fernanda” (Martínez), para entonces secretaria de Apoyo a la Gestión.

Aseguró que el documento estaba fechado el 12 de septiembre de 2016, es decir: dos meses antes de haberse firmado el polémico convenio con la Corporación Festival Folclórico Colombiano. 

Sánchez manifestó que no volvió a saber nada de su propuesta hasta que se enteró por los medios de comunicación que la Alcaldía de Ibagué no hizo ningún proceso de selección, sino que acudió a un convenio con la Corporación de Betty y Félix García, viejos amigos del exmandatario.

Pero hubo algo interesante en su testimonio. Subrayó que notó con sorpresa que su propuesta tuvo mucha similitud con la que presentó la firma Moriah Company.

Por ejemplo, dijo que el contratista instaló una pista de hielo en el parque Manuel Murillo Toro, tal y como él lo propuso en septiembre de ese año. 

Don Luis Joaquín recordó el hecho de la pista de hielo porque, en ese diciembre, el exalcalde Jaramillo se accidentó cuando intentó demostrar sus habilidades de patinador. El exmandatario terminó con una lesión en un brazo. (Ver: Alcalde Jaramillo sufre fractura por caída en la pista de patinaje sobre hielo)  

Después de esa intervención, intervino un pastor cristiano identificado como Juan Pablo Delgado, directivo de la Fundación integral Paz y Amor. Aseguró que presentó una cotización por $207 millones, para encargarse de la logística de las novenas, pero admitió que no tenía muchas posibilidades de ganar pues no contaba con experiencia.

La próxima audiencia será explosiva

La audiencia virtual culminó poco antes de las 11:00 de la mañana y se reanudará el próximo 19 de enero, cuando se espera el testimonio del exsecretario de Cultura Basilio Alexander Vicéns Murillo, a quien le falsificaron la firma para intentar defender al exalcalde Jaramillo en este proceso. (Ver: Este es el documento falso con el que Jaramillo pretendió defenderse en el juicio del Alumbrado Navideño)

Se trata de un acta que permitía que la Corporación Festival Folclórico subcontratara a un tercero para que cumpliera con sus obligaciones, debido a la falta de experiencia que tenía en la ejecución de este tipo de actividades.

Este requisito quedó estipulado en la cláusula décimo novena del contrato. Allí se determinó que esa autorización debía consignarse en un acta y esto, al parecer, no ocurrió.

Como ya es por todos conocido, la Corporación Festival tercerizó todo con unos contratistas bogotanos, sin tener autorización para ello.

Fue ahí cuando apareció la supuesta acta firmada con el testigo, quien tendrá que ratificarse en lo que le ha dicho a la Fiscalía y a EL OLFATO en una entrevista realizada en diciembre de 2019. (Ver: Primer testigo en el juicio de Jaramillo dejó en evidencia que el contrato del Alumbrado Navideño estaba amarrado)

El exalcalde Guillermo Alfonso Jaramillo está siendo juzgado por el presunto delito de contrato sin el cumplimiento de requisitos legales, tras contratar, a dedo, a la Corporación de sus viejos amigos Betty y Félix García, quienes terminaron prestando los papeles de esta entidad sin ánimo de lucro para triangular los recursos que terminaron en los bolsillos de los contratistas bogotanos. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker