Pasar al contenido principal

“Jamás tendrán la comodidad de mi silencio”: mujer que denuncia haber sido acosada por profesor de la UT

La estudiante narra las situaciones por las que se ha enfrentado durante el proceso de demanda contra el profesor Esquivel, a quien la Oficina de Control Interno de la UT le formuló pliego de cargos.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

Miedo. Esta es la palabra que más marca el relato de Susan Paola Gallego Pérez, estudiante de Biología de la Universidad del Tolima, quien denunció haber sido acosada sexualmente por su profesor de Sistemática Vegetal, Héctor Eduardo Esquivel.

“Cuando yo decidí denunciar, no sabía que el perder el miedo y no hacer más silencio frente a ciertas situaciones me iba a traer tantos problemas, obstáculos y consecuencias malas”, comentó la joven.

Su calvario, como lo llama, empezó hace tres años cuando asegura fue acosada por el docente. Y continuó cuando decidió denunciar a Esquivel en la Oficina de Control Interno Disciplinario de la UT y por medio de una publicación anónima realizada a través de Facebook por una estudiante de Ingenieria Forestal. En dicha publicación más de  50 estudiantes  de la UT relataron situaciones de acoso por parte del profesor.  

“En un principio cuando pasé la denuncia, los golpes recibidos no fueron tan fuertes, a pesar que el señor hacía comentarios y demás”, relató Gallego. (Ver: Formulan cargos a docente de la UT por presunto acoso sexual)

Sin embargo, empezó a recibir persecución y críticas. Incluso le preguntaban cómo se vestía y cómo era su rendimiento académico.

“Me difamaron, la misma persona denunciada me llamó loca, esquizofrénica y eso es típico de los violentos, intentar llamar loca a la víctima para que pierda credibilidad”, manifestó.

A esto se sumó la pérdida de la privacidad, puesto que su nombre fue expuesto públicamente en un medio de comunicación en donde “solamente este señor (Esquivel) tenía la oportunidad de pronunciarse”.

Las críticas sociales hicieron que la joven estudiante de Biología sufriera de ansiedad. “La verdad en mi proceso lloré mucho, tenía muchos ataques de ansiedad, no podía dormir, subí de peso”. En su cuerpo empezó a aparecer una alergia ocasionada por el estrés vivido.

Además de estos cambios, debía asumir las declaraciones en las audiencias. “Tenía que escuchar eso una y otra vez”, precisó.

Gallego aseguró que durante las audiencias la abogada de su victimario siempre hacía preguntas sobre cómo era su forma de ser, su desempeño académico. “Como si eso afectara el hecho de que el profesor es un abusador”, enfatizó.

Contó que hay muchos profesores en la UT que son acosadores y se aprovechan de sus logros alcanzados académicamente para realizar este tipo de actos.

“Un docente puede ser un investigador por excelencia pero no le quita ni disminuye la gravedad de que esté actuando de esa manera”, comentó Gallego.

El miedo siempre estuvo presente, a tal punto de asustarle el hecho de que se presentara una falsificación de testigos.

En este momento, la joven se encuentra parcialmente satisfecha luego de la decisión de la Oficina de Control Interno Disciplinario de la Universidad de Tolima de formularle pliego de cargos al profesor Héctor Eduardo Esquivel. 

“No puedo decir que me encuentro totalmente contenta, realmente estoy supremamente agradecida porque fueron muchos los factores los que llevaron a que se diera este término”, señaló.

Recalcó que nunca se cansó y no desfalleció frente a las situaciones que tuvo que enfrentar durante los tres años de proceso legal. “ En ningún momento desfallecí y no puedo quedarme a mitad de camino”, dijo.

Además, precisó que lo sucedido no puede convertirse en un show mediático o noticia de farándula. "Esto se hace para hacer un proceso de visibilización y concientización”, agregó.

Gallego finalizó su relato manifestando que la decisión tomada es un precedente para que los docentes que tienen una jerarquía en la academia sepan que sus actos tienen consecuencias.

“Yo estoy asustada en estos momentos porque es una etapa crucial, decisiva, donde el mismo poder que tiene esta persona puede tomar retaliaciones”, dijo.

Pero a pesar de este sentimiento, la mujer confía en que la incertidumbre va a terminar. "Solo queda esperar. Esperamos que esto llegue a un feliz término y no tenga consecuencias a futuro", concluyó. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker