Pasar al contenido principal

Entes de control pasaron de 'agache' en el Tolima 

La Personería emitió solo dos fallos disciplinarios, uno de ellos absolutorios.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Entes de control pasaron de 'agache' en el Tolima 

La labor de inspección y vigilancia de los entes de control en el Tolima pasó desapercibida. Esto lo demuestra los resultados divulgados por la Personería y contralorías Municipal y Departamental vigencias 2020-2021.

La Personería en cabeza de Francy Johana Salazar emitió dos fallos disciplinarios, uno de ellos absolutorios y en favor de la exsecretaria de Cultura de Ibagué Ángela Viviana Gómez, por presuntas irregularidades en la contratación de las obras de remodelación del Panóptico en 2014.  

Gómez, ha laborado con el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco, y su exesposo en la Alcaldía de Ibagué como Secretario de Gobierno. 

El segundo fallo fue emitido contra el ingeniero Arnoby Callejas Leonel, quien fue sancionado con un mes de suspensión al ejercer como supervisor del contrato 2521 y de 2014 y dar inicio al mismo sin contar con el registro presupuestal. 

Por otro lado, llama la atención que la Personería solo se dedicó a abrir indagaciones con un total de 67, de las cuales 57 pasaron a investigación disciplinaria. 

Pero la delegada de la Gestión Disciplinaria, Patricia Osorio, argumentó que el rezago y los pocos resultados no es producto de esta administración sino de los años anteriores. 

"En el año 2020 se recibió la delegada con un atraso inmenso. En los procesos disciplinarios teníamos una inactividad de más de dos años y en gestión pública teníamos más de 2.000 peticiones de los años 2017 al 2020 sin que se les hubiera dado trámite alguno", aseveró. 

Hay que resaltar que Salazar fue elegida por el Concejo con respaldo de los cabildantes afines al Gobierno Municipal. 

¿Una Contraloría de papel? 
Otra de las gestiones cuestionadas fue la del contralor del Tolima, Diego Andrés Murillo, quien en sus dos años de gestión y con corte a septiembre del año pasado había emitido 74 fallos fiscales por un valor de $77 millones. 

Las sanciones no superaron los $2.000.000 en cuantía. (Ver documento

La Auditoría General de la República en revisión a la gestión de la entidad para la vigencia 2020 indicó que se archivaron procesos por no mérito por valor de $690.677.260 y hubo fallos sin responsabilidad fiscal por $33.115.392.

La Contraloría del Tolima tiene a su cargo la vigilancia y control a 101 entidades territoriales que incluyen municipios, hospitales, empresas de servicios públicos y a la Gobernación. 

El excontralor Diego Andrés Murillo destacó durante su rendición de cuentas en diciembre del año pasado que en las auditorías realizadas en el año 2020 se detectaron 142 hallazgos administrativos y 23 con alcance disciplinario. 

Con respecto a la labor desarrollada el año pasado, se dejaron 222 hallazgos administrativos, 73 con alcance disciplinario, siete con alcance penal y 27 fiscales por la suma de $2.408 millones. 

No obstante, lo que se logró recuperar por pago tanto de los responsables fiscales como por gestión de la entidad solo ascendió a la suma de $180 millones. 

¿Una respuesta acomodada?

Por otra parte, el excontralor de Ibagué Iván Darío Delgado informó que durante el año pasado se emitieron 16 fallos fiscales por la suma de $600 millones. 

De igual manera, destacó que en la auditoría realizada a Alcaldía de Ibagué y entes descentralizados se determinaron 16 con alcance fiscal por valor de $9.465.222.049.

No obstante, este valor corresponde a las tres últimas vigencias "2019, 2020 y 2021". 

La Auditoría General estableció que para el 2020 había seis procesos por valor del presunto detrimento de $744.553.827, los cuales se encontraban en riesgo de prescripción, ya que su trámite llevaba tres años o más luego de haberse proferido el auto de apertura y sin que se haya dictado auto de imputación. 

Además, lo que se logró recuperar por acción sancionatoria  solo fue de $18.654.056. 

Recordar que al excontralor se le cuestionó su cercanía con el "Barretismo". De igual manera, al ser yerno del discreto exconcejal liberal Ernesto Ortiz, quien perteneció al grupo político de Óscar Berbeo, actual secretario de Gobierno.

De igual manera, fue objeto de críticas por parte del concejal de la oposición Jaime Tocora por sus paupérrimos resultados y la retratación de los hallazgos hechos a la compra de mercados por parte de la Alcaldía de Ibagué. 

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker